Bonucci habló de su hijo Matteo

161

El defensa central italiano habló en rueda de prensa sobre la actualidad de la selección italiana y también tuvo tiempo para hablar de la grave enfermedad que afecta a su hijo de apenas dos años de edad. En la misma, Bonucci no pudo contener las lágrimas al hablar de su pequeño hijo que sufre de una enfermedad crónica.

[pullquote]Lo que ha sucedido me ha hecho mucho más fuerte. Quiero dar las gracias a mi hijo y a mi esposa, porque hemos afrontado una época dura[/pullquote]

Leonardo Bonucci, el defensa de la Juventus de Turín y de la selección italiana, en estos últimos tiempos ha aprendido a valorar tanto el éxito como también todas las miserias del fútbol. El central italiano vive actualmente uno de los momentos más duros de toda su vida.

Lo que ha sucedido me ha hecho mucho más fuerte. Quiero dar las gracias a mi hijo y a mi esposa, porque hemos afrontado una época dura y seguimos luchando juntos contra ella“, dijo Bonucci.

Su hijo de apenas dos años de edad, Matteo Bonucci, es víctima de una enfermedad crónica que le ha hecho pasar ya dos veces por el quirófano. La última de esas intervenciones fue en la cabeza  hace menos de un mes en el hospital Reina Margarita de la ciudad de Turín.

El futbolista italiano nunca se movió del hospital mientras su hijo pasaba por la segunda operación, no pudo estar presente en el debut de Ventura como seleccionador de Italia.

La evolución del pequeño hijo de Bonucci,  Matteo,  está siendo muy favorable y muy lentamente se va recuperando de esa lesión, a pesar de toda la gravedad de dicha enfermedad.

En plena rueda de prensa, el defensor central italiano también recordó todas las noches que paso sin dormir por culpa del penalti fallado ante la selección de  Alemania en la anterior Eurocopa, pero no obstante, ahora se da cuenta que eso no tenía ninguna importancia, que ahora lo importante es cuando llevan a tu propio hijo al quirófano de un hospital.

Bonucci se ha perdido ya varias convocatorias de la selección italiana por esta misma razón.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *