Brasil al borde de una crisis institucional

78

Brasil.- La firmeza con la que en Brasil se investigan los casos de corrupción en Petrobras amenaza con una crisis institucional entre el Poder Judicial y el Senado.

De continuar el desencuentro entre ambos poderes, se podría poner contra la pared al Gobierno del presidente Michel Temer, todo esto causado por una operación ordenada la semana pasada por un juez en plena sede del Senado, en donde fueron revisados los gabinetes de cinco de los parlamentarios, en ese proceso se incautados varias computadoras y numerosos documentos que llenaron unas doce maletas.

A pesar de esto, los efectos de esta operación fueron suspendidos el día de hoy por un juez del Tribunal Supremo, el cual decidió que la corte analizará la legalidad de estas acciones que podrían incurrir en la arbitrariedad.

Esta operación fue realizada por agentes federales de Brasil y en la misma fueron detenidos cuatro miembros pertenecientes a la Policía legislativa, entre los cuales resalta el jefe de ese organismo interno, Pedro Ricardo Araújo Carvalho, el cual es conocido por tener la mayor de las confianzas por parte de Renán Calheiros, presidente del Senado.

Según la justicia brasileña, los cuatro agentes intentaron obstaculizar y frenar indebidamente las investigaciones contra algunos de los parlamentarios vinculados por casos de corrupción con la petrolera estatal, Petrobras.

El presidente del Senado, Renán Calheiros, quien es investigado por once causas distintas abiertas en la Corte Suprema, en donde se incluye una que le vincula a la red de corrupción en la petrolera, reaccionó en contra de esa acción y criticó en muy duros términos al Poder Judicial y al ministro de Justicia, Alexandre de Moraes.

[pullquote]“Un juececito de primera instancia no puede, en ningún momento, atentar contra uno de los poderes de la Nación”[/pullquote]

“Un juececito de primera instancia no puede, en ningún momento, atentar contra uno de los poderes de la Nación”, declaró Calheiros en referencia al magistrado Vallisney de Souza Oliveira, quien ordenara la operación.  Por otra parte, también afirmó que el ministro De Moraes, al cual pertenece el despacho de la Policía Federal, de dejar que se ingrese de manera arbitraría y violatoria al despacho de unos de los Poderes, y que se está llevando a cabo un plan desestabilizador.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *