jueves, septiembre 16, 2021
InicioInternacionalesBruselas propone frenar inmigración africana

Bruselas propone frenar inmigración africana

África.- Bruselas lanzó un ambicioso plan para frenar la inmigración ilegal de africanos

La Comisión Europea está decidida a progresar en una estrategia común contra la inmigración ilegal. Los obstáculos son muchos, no sólo entre los 28 países europeos, sino también con países terceros que no colaboran en los procesos de repatriación (tan sólo un 40% de los migrantes irregulares son devueltos a sus países de origen). Por eso, el Ejecutivo europeo planteó un “giro copernicano”, en palabras de la Alta Representante para la Política Exterior, Federica Mogherini. Si e cual será implementado de cualquier manera.

[pullquote]Hasta el momento se conoce que las cuentas por parte del gobierno de Bruselas aseguran que con 3.100 millones del presupuesto comunitario se puede atraer hasta 31 mil millones entre fondos privados y públicos.[/pullquote]

Bruselas está decidida a oprimir la ayuda al desarrollo e incluso los acuerdos comerciales ventajosos con los países africanos  bajo un control de los flujos migratorios en un esquema de contraprestaciones. En la primera lista de países se encuentran incluidos los estados de Níger, Mali, Nigeria, Senegal, Etiopía, Jordania y Líbano.

Los países que cumplan con la colaboración, verán aumento en sus partidas y los que no, se verán sometidos a lo que Bruselas denomina de manera eufemística “incentivos negativos”. Como gran obstáculo de esta propuesta se encuentra la imposibilidad, al menos por el momento, de poner en marcha un acuerdo de este tipo con Libia, con un gobierno de unidad auspiciado por la ONU sin legitimidad interna.

El otro gran talón de Aquiles de este ambicioso plan son las reticencias de los estados europeos a la hora de aportar dinero constante después de que durante los últimos años la crisis económica se haya convertido en la coartada perfecta para reducir drásticamente las partidas de ayuda al desarrollo.

Bruselas propuso, a corto plazo, reforzar el Fondo para África hasta alcanzar los mil millones. La mitad de esta cantidad debe ser financiada con aportaciones de los estados europeos. Esta propuesta tiene como objetivo crear un nuevo instrumento a imagen y semejanza del Plan Juncker, en el que el dinero público servirá de palanca a través de un sistema de garantías de sofisticada ingeniería financiera, para lograr atraer a inversores privados en proyectos de infraestructuras, para el apoyo de pequeñas y medianas empresas.

Los detalles de la propuesta serán revelados en otoño. Hasta el momento se conoce que las cuentas por parte del gobierno de Bruselas aseguran que con 3.100 millones del presupuesto comunitario se puede atraer hasta 31 mil millones entre fondos privados y públicos. Con las aportaciones extra de los socios europeos, la Comisión logrará una movilización de 62 mil millones.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments