Buenos Aires: Ante inseguridad línea 88 del transporte público paralizó el servicio

163

Argentina.- En la madrugada de este martes, un chofer de la línea 88, que une el barrio porteño de Once con la localidad bonaerense de Lobos, recibió un disparo en la mano izquierda cuando forcejeó con un delincuente que subió a la unidad que conducía con intenciones de robar.

Según las versiones policiales,  un joven, simulando ser un pasajero, subió al transporte público 37 y minutos después sacó un arma, a la altura del kilómetro 42 de la ruta nacional 3, y gritó “Están todos robados”.

Al percatarse de lo que ocurría, el conductor empezó a forcejear con el delincuente, quien alcanzó a percutar el arma y la bala atravesó la mano izquierda del colectivero, momento que el victimario aprovechó para escapar sin ser detenido. El conductor afectado, identificado como Arnaldo Mazza de 39 años, fue trasladado al Hospital Simplemente Evita, adonde permanecía fuera de peligro.

Lea también: Extendieron hasta agosto licitación para la concesión del Subte

La investigación del episodio está a cargo de efectivos de la Jefatura Departamental de La Matanza, bajo órdenes del fiscal de turno de ese distrito.

Medidas de fuerzas buscan llamar la atención de las autoridades

Otro hecho de inseguridad lleva a que el servicio público de transporte que une la localidad bonaerense de Lobos con Once, en la Capital Federal, se vea afectado por una paralización de sus actividades por todo el día martes.

El detonante de esta medida, fue lo ocurrido al conductor Arnaldo Maza, la madrugada de este martes 19 de junio.

Ante este suceso, los trabajadores de la Línea 88 resolvieron realizar una medida de fuerza, medida que busca llamar la atención nuevamente de las autoridades, ante los constantes ataques de lo que son víctimas los trabajadores del volante.

Como se recordará, el pasado mes de abril en esa misma zona mataron al conductor Leandro Alcaraz, de la línea 620, hecho que causó gran impacto en la ciudad.

Familiares y amigos del colectivero asesinado en la Matanza marchan a un mes del asesinato
Foto Juano Tesone

En esa oportunidad, las autoridades bonaerenses volvieron a anunciar que instalarían cámaras de seguridad en los colectivos y que reforzarían la seguridad con personal policial.

Lo cierto del caso, es que los trabajadores del transporte público esperan que definitivamente se tomen las medidas de seguridad necesarias para evitar que continúen siendo víctimas del hampa.