lunes, septiembre 27, 2021
InicioSocialBurundanga: una realidad

Burundanga: una realidad

«Lo insulté y el tipo se sonrío”, dice Paula al relatar el episodio en el cual fue víctima de la popular droga conocida como burundanga. Con ese nivel de cinismo y perversidad y a la vista de todos, actúan los delincuentes contra las mujeres, adormeciendo su voluntad en pos de su sumisión bajo una droga que se encuentra disimulada pero muy presente en nuestro cotidiano.

Los relatos que circulan en las redes sociales muchas veces son susceptibles de caer en las categorías de mitos por el sólo hecho de que las las víctimas que testimonian sus experiencia lo hacen a través de una identidad virtual sobre un medio poco creíble. La escopolamina, droga popularmente conocida como burundanga, encierra más verdades que mitos y tiene presencia hasta en los lugares más cotidianos.

Cuando vemos este tipo de experiencias en nuestro contexto próximo, vivenciamos que el mito se derrumba: Paula Cabeda, joven ciudadana de Quilmes, sufrió en carne propia aquello que muchos ignoran o descreen. Ella dio su testimonio real, fue una victima más de la violencia machista que atañe a nuestra cultura. Un hombre le agarró su brazo en el tren y la droga comenzó surtir efecto en forma inmediata. Se dice que esta droga hace perder la voluntad, pero ella, aún con su cuerpo adormecido y con una fuerza admirable, logró pedir ayuda a algunos pasajeros: “El efecto fue inmediato. Antes de que pudiera reaccionar para decirle qué carajo hacía, empecé a sentir un calambre intenso en la mano y al mismo tiempo que las piernas empezaban a temblarme. Comprendí lo que estaba sucediendo en el momento porque había leído otros relatos de mujeres a las que les sucedió algo similar. Lo insulté y el tipo se sonrío”, relata la victima.

Delincuentes suministran burundanga, ya que ésta funciona como hipnosis psíquica que genera una desprotección y sumisión en la victima de manera inevitable e inmediata. ¿Qué sabemos nosotros, los ciudadanos, acerca de esta droga? ¿Por qué nadie se hace eco de esta problemática? ¿Qué existe detrás de la escopolamina?

Aunque es una sustancia difícil de detectar si no se actúa rápido sobre la víctima, no existen estadísticas en nuestro país sobre los casos, ni tampoco se extiende un conocimiento básico sobre qué es y qué efectos produce esta droga. Paula, quien pudo recabar información sobre la misma, admite que existe “tan poca seriedad que a uno le queda la impresión de que es un mito, algo bastante irreal. Un compañero me ha contado a partir de todo esto que en Colombia por ejemplo, es tan frecuente el uso de esta droga contra las mujeres que hay carteles en la vía pública advirtiendo al respecto.”

En países como Colombia la burundanga es muy frecuente en hechos delictivos y en especial contra las mujeres, a tal punto que el problema logró un lugar de privilegio tanto en la agenda pública como en los medios masivos e incluso se advierte del peligro en la vía pública. El suministro de burundanga con fines delictivos está presente a nivel mundial y es frecuente tanto en Europa como en América Latina.

En nuestro país, la problemática de esta droga. que es creciente pero tiende a invisibilizarse. Merece ocupar un lugar en nuestro debate público y problematizarse como violencia frecuentemente ejercida contra las mujeres. Cientos de víctimas cuentan sus experiencias en las redes sociales, que de manera efímera caen en el olvido.

La burundanga es una faceta más de un problema cultural (y estructural) de la violencia de género, legitimada en tantos ámbitos institucionales y lamentablemente arraigada en el sentido común de nuestra cultura. Los casos de suministro de burundanga reconocidos en nuestro país tienen como blanco específico las mujeres. Es una realidad soslayada del debate público y de toda agenda mediática y política en nuestro país.

Nadie se encuentra exento del terror y la vulnerabilidad. La burundanga es una droga silenciosa, altamente disimulada, al borde de lo invisible, pero presente en las calles, en los trenes y en los espacios públicos, por eso es de vital importancia tomar conciencia y estar alerta. Es menester la inclusión de la temática de la burundanga entre las consignas de la lucha contra la violencia machista y el Ni Una Menos, que el testimonio de Paula y de muchas otras mujeres esté presente como consigna, a fin de hacer extensible este problema hacia la ciudadanía y resonar en el plano político.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments