Caída del dólar: la moneda cayó por sexta vez

303

La caída del dólar se volvió a sentir por sexto día consecutivo y cerró a $ 37,32, cuatro centavos sobre el límite de intervención que estableció el Banco Central.

Efectivamente, pasadas las 14, la moneda pasó por unos instantes la meta inferior de la banda, que hoy es de $ 37,28. Luego de eso, el dólar saltó a $ 37,30. A nivel minorista cerró a $ 38,30 en el banco Nación. En el promedio del mercado el cierre fue de $ 38,40.

Mirá también:  Argentina caerá al puesto 30° en ranking mundial de economía

Por otra parte, voceros del Banco Central señalaron que la divisa “no cruzó la banda cambiaria. Hubo una operación sola, muy chica, apenas abajo de la banda, pero no se llegó a armar mercado”.

De manera que si en efecto el dólar rompiera el límite, el Banco Central se vería obligado a comprar hasta US$ 50 millones diarios para aumentar las reservas e impedir que la moneda estadounidense tase por debajo del piso establecido que ayer era de $ 37,28 y hoy será de $ 37,30.

El Banco Central aprovechó la caída del dolar

Desde el Banco Central especificaron la colocación $ 193.244 millones en Leliq (Letras de Liquidez) a una tasa promedio del 58,96% anual. Así el equipo de Guido Sandleris movió de nuevo las fichas para bajar levemente las tasas.

El viernes pagaba 59,28% en la colocación de Leliq. Asimismo, la tasa bajó 32 puntos y el Central contrajo $15 mil millones con el tipo de cambio tocando fondo. Con la corrección de ayer, la tasa logró el nivel más bajo desde agosto.  El clima positivo se extendió a los bonos, que comenzaron el día con un buen cometido lo que trasladó al riesgo país a bajar un escalón más y a colocarse en torno a los 716 puntos, una merma de 2,2%. 

Desde que asumió Guido Sandleris como cabeza de BCRA, se instituyó una banda de fluctuación que establece si el Central compra o vende dólares. Desde hace varias semanas, el precio está cerca del piso de intervención: en caso de abrirlo, la entidad compraría para elevar su cotización.

Por su lado, el economista Nery Persichini interpretó que la tendencia a la baja de la divisa es debido a que “hubo viento a favor desde el exterior: la postura de la Fed de ser menos agresiva con la suba de tasas y el empuje de Brasil por la expectativa que genera Bolsonaro”.

En ese marco, “la agenda del Banco Central es efectiva, ya se cumplieron tres meses manteniendo el dólar en la zona de no intervención. Eso alienta a los inversores a posicionarse en bonos argentinos y explica que el riesgo país haya bajado 100 puntos en dos semanas. Son buenas noticias en un contexto en el que la economía real no levanta”.

Por último, señaló que la economía del país continúa en una tensa calma y que en estos momentos estamos en un área complicada, “pero ya hay un matiz diferente”. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *