CaixaBank vendió activos para obtener ganancias de más de 700 millones de euros

64

La cartera de capital el CaixaBank, el banco más importante de Cataluña y uno de los más importantes de España, crece. Inició una estrategia para depurar su balanza de los activos que heredó de la crisis financiera de 2008, lo que le ha generado a la entidad beneficios con rendimientos de hasta el 74%.

Esta movida convirtió a CaixaBank en el banco español que más ha elevado su nivel de rentabilidad en el primer trimestre del año. Su cifra de ganancias llega a los 704 millones de euros.

Para sostener su ritmo de ganancias también se ha valido de los ingresos básicos del negocio bancario, es decir, las entradas de capital por cobros de comisiones e intereses a los créditos, así como la aportación de los pagos de pólizas de seguros.

Más allá de la debacle que generó la crisis de 2008 en el sistema bancario español, aún hay bancos que sobrevivieron a la burbuja hipotecaria de esos tiempos; uno de ellos es el CaixaBank.

Buena parte de lo que hizo esa entidad para sobrevivir a la hecatombe económica fue gracias a las acciones del Banco Central Europeo (BCE). El organismo monetario de la UE presionó para que las entidades del bloque liquidaran todos sus bienes inmuebles y activos líquidos representados en préstamos.

El objetivo de esta medida fue acumular balances importantes en los stocks de capital mediante la revalorización de esos bienes con subidas en los tipos de interés.

La estrategia de CaixaBank

En el caso específico de CaixaBank, al vender sus activos dañados (deudas sin pagar y bienes con poco valor de mercado), los bancos aliados redujeron el riesgo de caer en morosidad. Esos ahorros se traducen en mayor rentabilidad.

Gracias a la venta de sus activos malos, CaixaBank redujo un 43% su factura en provisiones el último año, reseñó el diario El Mundo.

La entidad manejaba un saldo de activos dudosos por el orden de los 13.700 millones de euros. Su tasa de morosidad es del 5,7% del total de la deuda. Ese nivel es similar al de otros dos grandes bancos como el Santander y el Sabadell.

Sin embargo, el sistema financiero y bancario de España sigue siendo uno de los más estables de la Unión Europea.

Lea también: Comisión del Mercado español sanciona al CaixaBank por cobros ilícitos para inversiones