sábado, octubre 16, 2021
InicioDeportesCamacho se copó

Camacho se copó

Avellaneda.- Racing terminó como mejor le sale a Racing: sufriendo en los últimos minutos porque un gol de Montevideo Wanderers lo dejaba afuera. Pero el partido terminó 2 a 1 para los argentinos y así, el conjunto dirigido por Diego Cocca, se metió directo en los cuartos de la Copa Bridgestone Libertadores. Ahora deberá enfrentar a Guaraní, que viene de romper el pronóstico al dejar afuera al poderoso Corinthians.

El partido empezó difícil para la Academia. El buen planteo del equipo uruguayo le cerró la salida controlando con cuidado tanto a Videla como a Cerro. Así, Racing se dedicó los primeros minutos a tirar pelotazos y a tratar de anular el buen circuito de juego que generaban los bohemios con Rodriguez y Alabarracín por las puntas y Riolfo muy activo alternando posiciones con los dos volantes centrales, Martínez y Santos. Sin embargo, tras un lateral que parecía inofensivo sobre el córner derecho, Milito tiró un centro largo pasado al segundo palo y  Washington Camacho sorprendió a todos conectando la pelota de sobrepique para meter la pelota pegadita al palo derecho del arquero y marcar el 1 a 0 a los 15 minutos del primer tiempo.

El gol tranquilizo al local, que logró algunas buenas triangulaciones entre Cerro, Camacho y Grimi. Wanderers mantuvo el orden y la presión en el mediocampo, conectando algunas buenas jugadas y sorprendiendo con el lateral derecho Rivas que llegaba hasta al fondo. Pillud sufrió todo el tiempo a Rodriguez sobre su sector, pero Racing -más sereno- empezaba a jugar un poco más. A los 39′, otro centro de Milito pasado y rechazado le cayó a Videla que le dio un pase a Gustavo Bou sobre la izquierda del área rival para que enganche hacia adentro, se saque de encima un defensor, fusile al arquero al primer palo y convierta el segundo gol del partido.

En la segunda mitad, Wanderers volvió a apostar a la misma fórmula: jugar por abajo y presionar arriba. Sin desesperar, a los 10 minutos metió dos cambios buscando mayor poder ofensivo: Mascia entró por Albarracín y Verges por Rodriguez. Por el otro lado, Acevedo entró por Cerro -con un golpe- para acompañar a Videla. De ahí en más Wanderers se dedicó a atacar y a tratar de sacar provecho de las faltas que les cometían cerca del área, y Racing a tratar de conectar un buen contragolpe. Promediando la segunda parte, Milito le dejó el lugar a Brian Fernández, el cambio buscaba por un lado cuidar al capitán, por el otro aprovechar la velocidad de Brian que viene metiendo goles importantes en la copa.

Fernández tuvo una a los 31 minutos adelante del arco, por un excelente pase de Bou, pero el arquero uruguayo tapó bien y el partido continuó 2 a 0. Cuando parecía que no podía pasar nada más, y Lollo hacía circular la pelota entre Pillud, Saja y Acevedo, Cocca metió a Acuña en lugar de Bou, goleador del equipo con 8 tantos en la Copa. La Acadé ya se dedicaba sólo a aguantar el partido. Pero un tiro libre a los 44 minutos paralizó el corazón de todo el estadio. Olivera clavó un golazo sobre el palo izquierdo de Saja y de ahí en adelante empezó el frenesí de los uruguayos por conseguir el empate que los volvía ganadores.

Después del tercer minuto adicional, el árbitro Wilmar Alexander Roldán pitó el final del partido y el estadio estalló en aplausos. Cocca lo agarró del brazo a Bou que ya se metía en el campo para abrazarlo y festejar. El entrenador acertó en los cambios: Díaz controló mejor la banda derecha y Camacho generó el juego que venía extrañando Racing en los últimos partidos. A Milito se lo vio más activo y esas son buenas noticias para el mundo académico que el domingo que viene tiene que enfrentar al clásico rival. Ya puede concentrarse en Independiente, y en el viaje a Paraguay para los cuartos de final.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments