Camilo García casi pierde la vida tras registrarse incendio en su residencia

190

Los perros del periodista Camilo García se convirtieron en los héroes de la noche, ya que lo alertaron del incendio que se registraba en su casa, por lo que pudo salir a tiempo.

El incendio se registró en horas de la noche, cuando el periodista dormía. El primer parte oficial indicó que el siniestro se registró debido a un corto circuito de un cable del freezer que se ganó en el programa de Susana Giménez.

De esta forma, la cocina de Camilo García comenzó a incendiarse a eso de las 4:30 de la madrugada, mientras él dormía profundamente.

El comunicador enfatizó que milagrosamente está vivo gracias a sus perros, que lo despertaron cuando el fuego empezó a causar estragos en su residencia.

Sus mascotas, las cuales tienen los curiosos nombres de Batman y Robin, prácticamente le salvaron la vida.

A través de sus redes sociales, el periodista compartió las fotografías de los desastres ocasionados por el fuego.

Durante una entrevista concedida a diario El Clarín, García agradeció contar con Batman y Robin en ese momento.

“Me despertaron con el hocico y cuando me levanté vi todo con humo negro. Me asomé al living y la cocina estaba en llamas.

Destaca que el siniestro le dejó graves pérdidas entre ellas muebles y electrodomésticos que quedaron inservibles.

Un milagro

“Por suerte lo pude apagar rápido y estoy bien. Tragué un poco de humo y casi me electrocuto, estoy fenómeno. Me fui a revisar al Hospital Zubizarreta y me midieron el nivel de oxígeno en sangre y dio perfecto”, comentó el periodista.

El también Dj y productor musical detalló que luego del incidente pudo evaluar en frío las graves consecuencias que este incidente pudo causar, y dijo que “pudo volar todo, ya que al lado de ese congelador había una cocina industrial”.

Refirió que precisamente esa noche dejó dormir a los perros en su casa porque hacía mucho frío y fue por eso que pudieron alertarlo porque generalmente ellos duermen en el jardín.

Sobre el origen de sus héroes confesó: “A uno lo recogí en la ruta y otro me lo regaló un vecino. Son mezcla, ‘terbal’, terreno baldío. A Batman (el negro) me lo traje del Partido de la Costa, hace cinco años, y a Robin me lo regalaron hace, dos en la esquina de mi casa”. 

  




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *