miércoles, septiembre 22, 2021
InicioSocialCarlina no quiere volver a su casa

Carlina no quiere volver a su casa

Capital Federal.- La joven de 14 años desapareció el lunes después de salir del colegio. La última vez que fue vista fue cuando ingresaba a parque Las Heras. Finalmente, casi 48 horas después, apareció en el barrio de Palermo, en la intersección de Godoy Cruz y Juncal, junto a un hombre de 26 años en situación de calle llamado Claudio Fabián González. El anuncio fue hecho por una señora que dio aviso al 911, que la reconoció luego de que la foto recorriera noticieros y redes sociales.

La madre había hablado de Carlina e indicó que ella no veía una razón por la cual la menor hubiese escapado de su casa: «Ella es muy agradecida de donde está viviendo ahora después de donde vino. Yo adopté tres chicos correntinos. El nene, una hermana y ella. Vivían en un estado de indigencia. Están bien atendidos, ella es muy cariñosa, no creo que se haya querido ir«. Sin embargo, la adolescente declaró «No quiero volver a mi casa«. Carlina, además, afirmó que no hubo ninguna clase de mal intención del hombre hacia ella.

Según testigos y vecinos de la familia de la joven de 14 años,  la relación con su madre no era buena. Mencionaron en declaraciones que desde el departamento se escuchaban gritos a menudo y que, con frecuencia, la muchacha era golpeada. De hecho acotaron que en una ocasión tuvo que ser hospitalizada debido a los golpes ocasionados. Lo dicho por los vecinos, sumado a las declaraciones de Carlina, contradice lo explayado por la madre sobre el buen trato y comodidad que supuestamente tenía la chica.

La fiscal de la causa, Marcela Sánchez, decretó que por el momento la joven permanezca en un hogar de menores y no vuelva a su domicilio. Mientras tanto, la madre adoptiva será sometida a una averiguación de sus antecedentes como también los papeles que posee sobre la adopción de Carlina y sus hermanos.

El hombre de 26 años con el que se encontró a Carlina, Claudio González, dio su versión de los hechos mientras se encontraba demorado. Declaró que la muchacha estaba llorando en un banco del parque. Se le acercó para cerciorarse de que estuviese bien y, una vez entablada la conversación, ella le admitió tener problemas con su madre, por lo que no quería regresar a su hogar. Él se ofreció a acompañarla y así fue hasta que las autoridades los encontraron. Afirmó que no hubo relaciones sexuales entre ellos.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments