Carmen Barbieri está muy prepcupada por la salud de Santiago Bal

389

La ex de Santiago Bal, la capocómica Carmen Barbieri, expresó que el artista está muy agotado física y emocionalmente y esto podría traerle el desenlace que nadie en su familia desea.

Desde el pasado viernes Santiago Bal fue llevado a terapia intensiva debido a una descompensación, Barbieri y su hijo Federico Bal no le acompañaron ya que se encontraban en plena gira de su pieza teatral. Sin embargo se mantienen muy pendientes del estado de salud de Santiago.

Tras una relación de años, Barbieri se mostró muy afectada y con grandes temores por los actuales padecimientos que presenta Bal. “Siento que ya no tiene ganas de seguir luchando”.

Sus declaraciones resonaron en el set del ciclo Intrusos conducido por el periodista Jorge Rial. La actriz fue abordada a las afueras del centro de salud donde se encuentra Bal.

Destaca que esta es la cuarta internación de Santiago Bal de 83 en menos de un mes, luego de varias pruebas médicas pudo conocerse que el actor presenta un delicado cuadro de salud.

Con mucha entereza en el sanatorio Carmen de 64 años, afirmó tener sentimientos encontrados al saber el fuerte momento que atraviesa el padre de su hijo.

Carmen Barbieri manifestó que su ex está cansado de luchar

“Santiago está muy débil, necesita la asistencia de una máscara de oxígeno. Ayer (domingo) se quejó porque le colocaron la máscara más grande, más potente, se sentía incómodo y de mal humor. Él no puede hablar, no tiene fuerzas porque no tiene el suficiente oxígeno como para hablar de corrido. Hoy amaneció mejor y le pudieron poner otra mascarilla más chiquita y liviana. No come casi nada. Está con suero, antibióticos por su problema bronquial, que los doctores no se arriesgan a decir si es neumonía”.

Reveló que cada vez que le dan de alta no es porque se encuentra totalmente bien sino para que no corra riesgo de contagiarse con otra patología presente en el centro de salud.

 “Cuando le dan el alta de acá es para que no se contagie otra cosa. Porque está tan débil que un resfrío lo mata y es preferible que esté en la casa”.

Su estado de humor no es el más óptimo y eso termina agravando su condición de salud.  “Está cansado, de mal humor y triste. Solo hace gestos y mi asistente es la única que lo entiende. Yo lo veo muy débil”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *