martes, octubre 26, 2021
InicioInternacionalesCaso Maddie: la policía cerrará la investigación

Caso Maddie: la policía cerrará la investigación

Gran Bretaña.- Confirmaron que a menos que se encuentren nuevas pistas sobre el paradero de la niña, el caso será archivado.

El jefe de policía de Scotland Yard, Bernard Hogan-Howe, anunció este martes que la investigación sobre el caso de la niña de tres años desaparecida en 2007, Madeleine McCann, será cerrada en los próximos meses si la última línea de investigación que, actualmente, se encuentra en curso no aporta datos significativos sobre su paradero.

Hogan-Howe explicó en conversación con la cadena LBC Radio que ya «se ha dedicado mucho tiempo de investigación» al caso de Maddie, como solían llamarla sus seres queridos, y que «si surge algo nuevo, lo investigaremos, pero en este momento esta línea de investigación es probablemente la conclusión del caso».

El comisario también comentó que sólo una de las líneas para aportar datos sigue activa hoy en día y que la cantidad de agentes dedicados activamente a la investigación se ha reducido a «dos o tres», en comparación de los 30 involucrados en el año 2013 en el departamento de Scotland Yard.

En ese año, el caso volvía a tomar impulso, luego de que en el 2012 los padres exigieran su reapertura en Portugal (había sido cerrada en el 2008 por falta de pruebas) por la acumulación de una serie de pistas, y la publicación de un retrato en el que se reconstruyó el rostro de la niña para intentar asemejarse a cómo se vería a sus 9 años.

reconstruccion-rostro-maddie-mccann_segundoenfoque

La última noticia que trascendió hace unos días sobre este caso fue que el tribunal portugués exigió a un agente de la policía portuguesa, Gonçalo Amaral, que pagase una suma de 360 mil euros a los padres de la pequeña tras asegurar que ellos mintieron sobre su desaparición y supuesta muerte e incluso los acusó de ser los responsables -sobre lo cual escribió un libro que llegó a ser bestseller en Portugal, «La Verdad de la Mentira». Allí cuenta su versión de los hechos aunque sin pruebas contundentes que lo avalen-, pero finalmente fue absuelto.

Por otro lado, en el pasado mes de marzo un investigador privado de origen inglés llamado Miraz Ullah Ali aseguró que Madeleine, recordada por todos por la peculiar forma de su pupila derecha, se encontraba viva y en la localidad paraguaya de Areguá.

Esta información se dio a conocer cuando Ali viajó a Paraguay por cinco días a buscar pistas sobre la niña en aquella ciudad y publicó un aviso en medios locales ofreciendo 2 millones de euros como recompensa a la persona que lo ayudara a dar con ella.

Según el investigador, su equipo y él recibió el dato de que Maddie habría llegado a Areguá «hace uno o dos meses» y se encontraba bajo la custodia de una mujer, pero nada de esto pudo ser confirmado y a pesar del arduo trabajo de búsqueda por parte de cuatro estaciones de policía, la división antisecuestros, personal de inteligencia e Interpol nunca se dio con ella ni tampoco se presentó ningún indicio de que alguna vez haya estado en Paraguay.

Además, la figura del detective despertó muchas sospechas ya que se negó a indicar el nombre de la empresa para la que trabaja, no habló con ningún habitante de la ciudad y, según testigos, «sólo tomó un par de fotos y regresó a Europa»; sin embargo, en todo momento negó ser un cazarrecompensas.

El año pasado se investigó a un pedófilo y asesino alemán de 32 años conocido como Silvio S., quien confesó el asesinato de dos niños y el abuso sexual de uno de ellos, y presuntamente podría estar ligado a la desaparición de Maddie.

A lo largo de los años se recibieron cientos de confesiones de distintas personas que aseguraban haber cometido el crimen, saber quién lo había hecho o haber visto a la niña en los más variados puntos del planeta. 

padres-de-maddie-mccann_segundoenfoque

Madeleine Beth McCann desapareció de la habitación que compartía con sus padres y hermanos menores en Praia de Luz, Portugal, en el año 2007, cuando tenía tan sólo 3 años de edad. En un principio se acusó a los McCann de la presunta muerte de su hija -ellos alegaron que al momento del crimen se encontraban fuera de la habitación y habían dejado a los niños solos-, pero nunca se pudo incriminarlos.

Un año después la policía portuguesa cerró el caso, y ahora, nueve años más tarde, la policía británica se propone hacer lo mismo, dejándonos para siempre con la duda sobre qué pasó realmente con Maddie.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments