Catar retiró su apoyo a China por trato a musulmanes

494

Catar retiró su apoyo a China, tras revocar una carta firmada por docenas de países que expresaron su apoyo al historial de derechos humanos del país asiático.

En ese sentido, Catar informó al presidente del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Coly Seck, su decisión retirar su respaldo a la carta del 12 de julio, firmada mayormente por naciones de mayoría musulmana.

“Teniendo en cuenta nuestro enfoque en el compromiso y la mediación, creemos que la coautoría de la mencionada carta pondría en peligro nuestras prioridades clave de política exterior“, escribió el 18 de julio el embajador Ali Al-Mansouri, representante permanente de Catar ante la ONU en Ginebra. “En este sentido, deseamos mantener una postura neutral y ofrecemos nuestros servicios de mediación y facilitación”.

La referida carta, firmada por treinta y siete países, entre ellos Arabia Saudita y Pakistán, defendía el gobierno de Xi y desestimaba su represión actual contra los uigures en la región occidental de Xinjiang.

La carta se envió después de que 22 países, mayormente occidentales, montaran la primera crítica global colectiva de la política de China hacia los uigures.

Instaron a Pekín a poner fin a las detenciones masivas y expresaron preocupación por “la vigilancia y las restricciones generalizadas” a los uigures en una declaración el 8 de julio a otro organismo de la ONU, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Lea también Feroz incendio arrasó con la Amazonia, “el pulmón del planeta”

Relaciones entre Catar y China

Aunque no quedó claro cuáles fueron los motivos que propiciaron el cambio de opinión, el funcionario agregó que su país no estaría dispuesto a dañar sus lazos con China.

El emir de Catar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, visitó Pekín el pasado mes de enero, momento en que el presidente chino, Xi Jinping, se dirigió a él como un “viejo amigo y un buen amigo”, según los informes.

Pero después de más de dos años de un embargo diplomático y económico de una coalición de cuatro naciones, encabezada por Arabia Saudita, Doha también enfatizó su deseo de forjar lazos con Occidente, incluidas las naciones europeas y EE.UU.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *