Cataratas del Iguazú: maravilla natural del mundo

387

Argentina.- Las Cataratas del Iguazú forman parte del parque nacional del mismo nombre, que se ubica en la frontera entre Argentina y Brasil.

En 1984 el Parque Nacional Iguazú fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Este reservorio natural posee una superficie de 67.720 hectáreas, y está bañado por las aguas del río Iguazú.

[pullquote]Las Cataratas están formadas por 275 saltos de agua[/pullquote]

El 9 de octubre de 1934, el anteriormente denominado Bosque Atlántico del Alto Paraná, fue declarado parque nacional, para preservar uno de los lugares con mayor biodiversidad en el mundo.

Y el 11 de noviembre de 2011 las Cataratas del Iguazú fueron seleccionadas como una de las Nuevas Maravillas Naturales del Mundo, luego de un proceso de votación patrocinado por la Fundación suiza New Seven Wonders.

Por tratarse de una zona selvática, el clima es tropical y aunque abundan las precipitaciones, existe una estación seca claramente marcada.

Tren ecológico de Iguazú

Una de las actividades que puede realizarse en este lugar es la observación de aves, pues existen en el parque unas 450 especies.

Las Cataratas están formadas por 275 saltos de agua, el 80 por ciento de los cuales se encuentran en territorio argentino.

La Garganta del Diablo es el más caudaloso y también el de mayor altura. Puede ser disfrutado recorriendo las pasarelas que llevan al visitante a tan solo 50 metros del salto y a las que se tiene acceso en Puerto Canoas.

La Garganta del Diablo

El parque cuenta con el servicio de trenes ecológicos, que llevan a los visitantes en un recorrido inolvidable a través de los hermosos paisajes de Iguazú.

La ruta comienza en la selva y bordea el río que da origen a las caídas de agua.  Existen  diferentes estaciones y el tiempo de duración aproximado es de 25 minutos.

También se pueden realizar paseos en lancha por la parte baja de los saltos, o caminatas por los senderos verdes dispuestos para tal fin, lo que le dará la oportunidad de apreciar de cerca la variada fauna selvática.

Los saltos pueden ser vistos desde las pasarelas

Este paseo puede concluir, si el clima lo permite, en un refrescante baño en alguno de los sitios destinados para ello.

Visite además el Centro de Interpretación de la Naturaleza Ibyrá-retá, donde encontrará información sobre la biodiversidad de Iguazú y aproveche la parada para comer en el restaurante del parque, que ofrece variados platos de la gastronomía argentina.

En todo el recorrido hay hermosas vistas panorámicas de los saltos, desde donde puede tomar impresionantes fotografías.

Vale la pena tomarse un tiempo para conocer la isla San Martín, ubicada en el corazón de las Cataratas del Iguazú y la formación rocosa conocida como La ventana, desde donde podrá apreciar varios de los saltos de agua.

Si le gusta la aventura, haga trekking por el sendero Macuco, un recorrido de 7 kilómetros que lo adentrará en la selva.

Recuerde llevar ropa impermeable, zapatos cómodos y antiresbalantes, alguna prenda de abrigo pues al caer la tare la temperatura desciende considerablemente y por supuesto su cámara fotográfica.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *