Cayó ex integrante de los Beltrán Leyva en la CDMX

129

Se dio a conocer que Jorge Higashi Chávez, alias “El Higashi”, presunto exintegrante del cártel de los Beltrán Leyva, fue detenido por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR).

Según las investigaciones este sujeto está relacionado con la producción y siembra de amapola en el estado de Guerrero, además de que cuenta con nexos en distintas organizaciones delictivas en Sinaloa.

El mencionado detenido es investigado por liderar una banda dedicada al secuestro principalmente de empresarios y comerciantes, misma que operaba en la Ciudad de México, Puebla y Guerrero, donde pedía grandes cantidades de dinero a los familiares a cambio de su liberación.

Adicionalmente  está ligado con el grupo “Los Rojos” al que perteneció en el año 2012, luego de que fuera abatido Arturo Beltrán Leyva, alias “El Barbas” en 2009. También se le relaciona con dar la orden de asesinar a dos policías el pasado agosto de 2013 en el poblado de El Ocotito, en Chilpancingo.

A lo largo de su aseguramiento en un inmueble de la Ciudad de México se detectó un maletín con documentación falsa, dinero en efectivo y tarjetas bancarias a nombre de Jorge Alejandro Díaz de la Madrid.

Últimos acontecimientos

Jorge Higashi cuenta con una medida de aprehensión por los delitos de delincuencia organizada y secuestro.

Por su parte, la PGR no dio detalles de dónde ocurrió la detención, sin embargo, indicó que el operativo para lograr su detención se realizó sin hacer uso de la fuerza.

El cártel de “Los Rojos” surgió en 2011 bajo las órdenes del Cártel de Sinaloa, mismo que lideraba Arturo Beltrán Leyva antes de ser abatido en 2009 en Cuernavaca, Morelos.

El ciudadano Beltrán Laya mejor conocido como “El Barbas”, era considerado como uno de los narcotraficantes más violentos e influyentes luego de Joaquín “El Chapo” Guzáman e Ismael “El Mayo” Zambada.

Luego de su muerte, Édgar Valdez, alias “La Barbie”, mano derecha de “El Barbas” tomó el liderazgo hasta su detención en el año 2010.

Motivado a la muerte de Beltrán, “Los Rojos” fueron extendiendo su operación en estados como Morelos y Guerrero pero con un líder nuevo que llegó en 2010: Crisóforo Rogelio Maldonado, alias “El Bocinas”, quien también fue desalentado por presuntos integrantes de “Los Guerreros Unidos”, grupo delictivo rival.