Cerrarán central nuclear más antigua de Francia

104

Francia.-  El presidente François Hollande podrá efectuar uno de sus ofrecimientos o promesas que acompañaron su campaña electoral: cerrar Fessenheim, la central nuclear más antigua de la nación francesa.

En este sentido, su clausura, además de encontrarse en línea con la Legislación de Transición Energética, (que ha colocado un sustento a la elaboración de electricidad de origen nuclear), brinda respuesta a las inquebrantables demandas de Alemania de que la administración francesa obstruyese una central que se encuentra contigua a su frontera y que no se halla catalogada como segura.

Según reseña el diario El País, el Consejo de Administración de la eléctrica semipública (EDF) ha admitido recientemente la oferta del Estado de absorber una indemnización inicial de quinientos millones de euros, según la formalidad rubricada, a cambio de dar inicio al cierre de Fessenheim. Los cerca de quinientos millones se cancelarán entre los años 2019 y 2021. Pero además, existirá una indemnización ampliada y variable en función de los detrimentos estimados de la compañía hasta el año 2041. El cierre se habrá consumado, de forma previsible, a finales del año 2018, período en el cual Francia instalará otro reactor nuclear de última generación en la central de Flamanville, ubicada junto al Canal de la Mancha,  la cual contribuirá  con los megavatios perdidos por Fessenheim. En el mismo orden, la negociación ha perdurado varios meses y la disposición dentro del Consejo de Administración no ha sido tomada por conformidad.

Por otro lado, la central de Fessenheim cuenta con ochocientos cincuenta empleados y genera otros doscientos cincuenta empleos indirectos. Pero la intranquilidad por la seguridad que crean sus dos reactores ha sido vigorosa y muy conocida. Los trabajadores de la central nuclear en Alemania dejaron en evidencia, durante el año 2014, un accidente grave sufrido en la central de Fessenheim y afirmaron en un informe que ésta no plasmaba ni hacía gala de las medidas post-Fukushima. El asunto era una motivación de fricción permanente entre París y Berlín. Alemania ha renunciado a la energía nuclear, al tiempo que Francia únicamente ha puesto una demarcación en su nueva legislación.

Una nación nuclearizada

Francia continúa siendo el estado más nuclearizado del mundo en relación con su cantidad de habitantes. Cuenta con cincuenta y ocho reactores repartidos en diecinueve centrales. Treinta de los reactores poseen ya más de treinta años de antigüedad. La electricidad que originan entre todos conforma el setenta y cinco por ciento del total del consumo en Francia.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *