chalecos amarillos

Chalecos amarillos tomaron Francia por quinto sábado consecutivo

200

Por quinto sábado consecutivo, el movimiento de los “chalecos amarillos” tomó nuevamente las calles de Francia. Aunque la movilización se redujo de manera evidente, con “menos de 3.000” manifestantes protestando en París.

Durante esta quinta jornada, la protesta de los “chalecos amarillos” se desarrolló en completa calma. Tal parece que las medidas anunciadas la semana pasada por el presidente Emmanuel Macron surtieron su efecto y bajaron la tensión de los manifestantes.

De hecho, el pasado viernes, el presidente francés hizo un llamado a la “tranquilidad”, al “orden” y a un “funcionamiento normal” del país.

Lea también Presidente Macron rindió homenaje a las víctimas del ataque en Estrasburgo

Manifestación de los “chalecos amarillos”

Según datos divulgados por el Ministerio del Interior, unos 33.500 manifestantes fueron contabilizados en todo el país a media jornada, contra los 77.000 registrados a la misma hora del sábado 8 de diciembre.

Algunas manifestantes vistieron como el símbolo de la República Francesa.

En París, “menos de 3.000 personas” participaban en la movilización, cuando hace una semana eran unas 10.000, según la misma fuente.

A pesar que las manifestaciones se celebraban a media jornada sin mayores incidentes, por la tarde las primeras tensiones surgieron entre los “chalecos amarillos” y fuerzas de seguridad en los Campos Elíseos de París. En ese momento se registraron algunos lanzamientos de piedras y gases lacrimógenos.

Mientras que en otras ciudades francesas, se contaban hasta diez veces menos de manifestantes que el sábado pasado. Pero en Burdeos y en Nantes también se registraron algunos choques con las fuerzas de seguridad. También continuaban los bloqueos en carreteras.

También hubo menos detenciones durante esta jornada, frente a  aquella del 8 de diciembre. De hecho, la Prefectura de Policía de París señaló que han sido arrestadas en la capital 95 personas, 63 puestas bajo custodia policial, mientras que la semana pasada arrestaron a 598 y otras 475 permanecen bajo custodia, respectivamente.

“Recuperar la soberanía”

“Hoy, nuestro país necesita calma, necesita orden”, declaró el viernes en Bruselas el presidente Emmanuel Macron.

Además el pasado lunes anunció diferentes medidas para satisfacer parte de las demandas de los manifestantes. La subida de 100 euros mensuales al salario mínimo o la anulación de un impuesto en las pensiones pequeñas se recibieron de diversas formas por los “chalecos amarillos” y otros movimientos.

Esto logró enfriar los ataques del colectivo. De hecho, varios miembros del movimiento comenzaron a pedir calma. Otros “chalecos amarillos” decidieron desvincularse del llamado “canal histórico”, y llamaron a una “tregua” porque, a su parecer, “ha llegado la hora del diálogo”. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *