China experimentó un ‘boom’ de turismo extranjero

299

China.- El boom del turismo chino en el extranjero continúa, según datos suministrados por ForwardKeys, que examina más de diecisiete millones de reservas de vuelos al día, con un acrecentamiento del cuarenta por ciento con motivo del año nuevo chino, que se celebrará en febrero de 2018.

El dragón chino se encuentra respirando más fuerte que nunca”, aseguró Laurens van der Oever, rector de marketing de ForwardKeys, durante una conferencia mundial de turismo en la ciudad de Londres.

Los destinos que descubren un mayor desarrollo por parte del viajero chino entre los meses de noviembre y febrero del próximo año son: Tailandia, donde las reservas progresan un cuarenta y siete por ciento frente al mismo espacio de tiempo del año pasado, le siguen Vietnam (+40%), Francia (+31%), Singapur (+28%), Japón (+27%) y Canadá (+23%).

Según reseñó El Economista, los atentados terroristas en Francia del mes de noviembre de 2015 provocaron un descenso en las reservas por parte de los chinos de un setenta y dos por ciento en las tres semanas posteriores, para recuperarse luego. “Los turistas chinos son susceptibles a las malas noticias, si la imagen de un destino se ve inquietada, deciden cambiar su destino a cualquier otro”, manifestó Van der Oever.

Según la Administración Nacional de Turismo de China (CNTA), los viajes al extranjero se han incrementado un 270% desde el pasado año 2008 y el pronóstico es conseguir los 200 millones de salidas en el venidero año 2020.

china

Turismo en China

Así, el gasto de los turistas chinos o el denominado boom de China se ha desarrollado más que nunca. Desde el pasado año 2008, ha subido un 730% y el gasto en productos de lujo ha ido prosperando un nueve por ciento por año, al tiempo que la media del resto del mundo ha ido progresando un tres por ciento por año, según la consultora McKinsey.

Desde  el 2014, más de una decena de naciones han cambiado su ordenanza de visas para animar a los turistas chinos a viajar. En los seis meses posteriores a la relajación en las obligaciones para visados, las llegadas a Marruecos remontaron un 378%.