Cigarrillo Electrónico, Tecnología Para Dejar de Fumar

236

Tras unos años en el mercado, en el que el cigarrillo electrónico pasó de ser un auténtico boom a caer prácticamente en el olvido; cada vez son más personas las que piensan que el cigarrillo electrónico es una herramienta para dejar de fumar. Puedes ver más en Ivapeo, y consultar todas las novedades sobre el sector.

A pocas semanas que llegue el fin de año aparecerán los tradicionales propósitos de Año Nuevo. Uno de los que siempre se cuela en esta lista es dejar de fumar, pero como ocurre con apuntarse al gimnasio o perder unos kilos de más, dejar de fumar no es tarea fácil y es algo que obliga a mucha constancia.

Cómo Conseguir Dejar De Fumar

A Través Del Cigarrillo Electrónico

La realidad muestra que es posible dejar de fumar utilizando para ello muchos métodos. En la actualidad existen muchos recursos para conseguir este objetivo, y si se cuenta con la ayuda de familiares, amigos y compañeros de trabajo, la tarea puede ser más cómoda. No obstante, dar el paso supone realizar un importante esfuerzo y pasar por épocas que no resultan sencillas.

Por lo general, la mayoría de las personas que han sido capaces de dejar de fumar exitosamente lo han intentado previamente en alguna ocasión. Han probado todo tipo de medidas, desde medicamentos hasta terapias; pasando por parches de nicotina, chicles e incluso sesiones de hipnosis.

En muchos centros de salud ofrecen programas públicos para dejar de fumar, así que una buena idea es consultar a un hospital o clínica cuáles son las campañas activas.

El ascenso en relevancia mediática que han experimentado el cigarrillo electrónico y los vapeadores en los últimos años lo convierten en una fórmula más interesante para ir abandonando poco a poco el hábito del tabaquismo.

cigarrillo electrónico

El doctor Josep Maria Ramon, jefe de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Bellvitge en Barcelona; sostiene que el vapeo puede resultar para dejar de fumar. “Con este hábito se mantiene el reflejo mano-boca, esto es, la necesidad psicológica y social de tener algo entre las manos;  lo que no permiten los parches de nicotina o los chicles, por ejemplo”, explicó.

Las restricciones para fumar en espacios públicos, el cierto aire “cool” que ofrece el cigarrillo electrónico e incluso una cuestión de higiene y ambiental (no estar tirando constantemente colillas al suelo); así como la percepción de que vapear es menos nocivo que fumar, está llevando a mucha gente a interesarse por esta tecnología contra el tabaco.

¿Qué Es El Cigarrillo Electrónico?

Si bien es un producto muy habitual y que está de actualidad, no todo el mundo conoce cómo funcionan los cigarrillos electrónicos.

Estos dispositivos son la conjunción de un líquido para vapear, un cartucho, un atomizador o vaporizador. Tienen una fuente de alimentación que incluye una batería recargable y un circuito electrónico interno.

Los líquidos para vapear pueden incluir o no nicotina, y los hay de muchos sabores. Para muchos fumadores, vapear no ofrece las mismas sensaciones que fumar; pero si se está en el proceso de dejar de fumar, este hábito conserva algunas prácticas que no se consiguen con otros métodos, como son los chicles o los parches.

En muchos países se está iniciando una guerra frente al cigarrillo electrónico. ¿El motivo? Este hábito se está trasladando a los menores, y se está dando la falsa impresión de que es un producto no nocivo para la salud.

cigarrillo electrónico

Con respecto a si el cigarrillo electrónico sirve o no para dejar de fumar, el debate sigue abierto en la comunidad médica. Diversos estudios demuestran una cosa y la contraria.

El doctor Ramón, y otros muchos, mantienen que puede ser una solución intermedia para abandonar el tabaquismo. Otros profesionales del sector sanitario sostienen que el incremento de jóvenes que vapean puede ser la puerta de entrada a futuros fumadores.

Esto obliga a mantener un debate serio sobre el uso de estos dispositivos para dejar de fumar. En ese debate ha de conocerse también la eficacia de otros métodos que tradicionales.

Muchos profesionales consideran que es necesario implementar una tercera vía complementaria a las medidas para controlar el tabaquismo: no empezar a fumar y, en caso de hacerlo, dejar de fumar.

¿Es el cigarrillo electrónico una alternativa menos dañina que el tabaquismo? El debate está sobre la mesa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.