lunes, septiembre 27, 2021
InicioEntretenimientoClapton cumple años esperando su nuevo disco

Clapton cumple años esperando su nuevo disco

Londres.- El músico que parece tener la guitarra atada a las manos (¿o la tiene?) festeja sus 71 años pero no afloja. Su carrera sigue siendo prolífica y el 20 de mayo sale su nuevo trabajo, «I still do».

Los años pasan, como nos ocurre a todos, pero mientras a algunos los va deteniendo, cansando y resguardando, otros siguen bien activos y productivos. Hoy, 30 de marzo, Eric Clapton celebra un nuevo cumpleaños, el número 71. Pero a pesar de la avanzada edad, todavía tiene mucho para dar y lo deja saber. El 20 de mayo de este año se viene un nuevo CD suyo y de entrada dice mucho: I still do es el nombre. Sí, Eric todavía hace. Y qué bien hace.

Si bien en 2013 había prometido que «cuando cumpla 70 años no voy a salir más de gira» (edad que alcanzó el año pasado), la producción discográfica no se detiene. En su sitio web el cantante y guitarrista ofrece detalles de su nuevo trabajo, como que el productor es Glyn Johns (quien ya produjo un disco suyo, Slowhand) y el encargado del diseño artístico Sir Peter Blake. Además, el CD fue hecho en Bushbranch Records/Surfdog Records y cuenta con 12 canciones, algunas nuevas producciones de Clapton y otras aportadas por distintos artistas. Un detalle no menor tiene que ver con George Harrison, quien tuvo una fuerte relación (buena y mala) con Eric: la canción que cierra el disco («I will be there») incluye voces y guitarras de Angelo Mysterioso. ¿Qué tiene que ver George en esto? Ese es el seudónimo que el Beatle usó en su participación en Goodbye, último disco de Cream (antigua banda de Clapton).

Clapton is god (Clapton es Dios)

clapton dios

Ese es el mensaje que empezó a aparecer hace ya mucho tiempo por las paredes de las calles de Londres. Además de su primer apodo, Slowhand («mano lenta»), el músico empezó a ser conocido como una divinidad. Polémica aparte, no hay dudas de que cuando toma una guitarra nos transporta a otra dimensión. Con la misma facilidad con que cualquiera de nosotros respira, Eric toca una «viola». O con más facilidad, aún. No es casualidad que haya dejado para la historia temas icónicos y emocionantes, como «Layla», «Tears in heaven», «Wonderful Tonight» o «Cocaine». Tampoco es poca cosa haber tocado con cientos de grandes artistas, pudiendo nombrarse a George Harrison, Paul McCartney, Phil Collins, JJ Cale, BB King (con quien grabó un CD) y muchísimos más.

harrison y clapton

Una vida llena de música

Fueron varios los grupos  de los que formó parte Clapton a lo largo de su vida, que arrancó un 30 de marzo de 1945 en Ripley, Surrey, Inglaterra. Sus primeros pasos importantes los dio en el grupo The Yardbirds, nacida en 1963 y que duró hasta 1968, a la cual Eric se sumó a los pocos meses. Su lugar surgió de la partida del guitarrista original Anthony «Top» Topham y lo mantuvo hasta 1965, año en que se alejó y fue reemplazado por otro conocido como Jeff Beck. Por si fuera poco, otro muchacho que ingresó como bajista y luego sustituyó en guitarra a Beck fue Jimmy Page, quien luego brillaría en Led Zeppelin.

La siguiente banda que lo tuvo en sus filas fue John Mayall & the Bluesbreakers, así como el grupo inglés The Glands. Pero el plato fuerte llegó en 1966, cuando fue creado el conjunto Cream, que si bien no duró mucho y terminó con mala relación entre sus miembros, quedó en la historia. Con este grupo, Clapton sacó 4 discos de estudio, así como la canción «Sunshine of your love», en el segundo de ellos (Disraeli Gears).

En 1968 se produjo el fin de Cream, dando lugar a otro nuevo grupo en la vida de Eric. Formó Blind Faith, con el cual sacó un sólo disco de nombre homónimo en el año 1969. A partir de allí , Clapton se fue de gira con Delaney & Bonnie and Friends, dando forma a un disco que se llama, justamente, On Tour with Eric Clapton.

La última formación a la que dio vida este músico fue Derek and the Dominos, que si bien duró un año, dio lugar al disco Layla and Other Assorted Love Songs, donde estaba incluida la canción «Layla», dedicada a Pattie Boyd, en ese momento esposa de Harrison y luego del propio Clapton de 1979 a 1989 (¿pelea Clapton-Harrison? No por mucho, ya que el propio George fue a la boda de su ex-esposa y Eric).

Luego, si bien ya en 1970 había surgido su primer producción solista, de nombre inconfundible (Eric Clapton), fue a partir de ese momento que empezó el trabajo fuerte de manera personal. Una historia llena de música, rock y blues que derivó en 22 discos de estudio, 17 compilaciones, 12 trabajos en vivo y éxitos que quedaron en la historia.

La musa inspiradora

Como ya se dijo, Pattie Boyd fue quien inspiró a Clapton para escribir «Layla», cuando estaba en pareja con George Harrison. Pero no fue la única canción dedicada a ella, que también se puede adjudicar la dedicatoria de otro temazo histórico y eterno como es «Wonderful tonight». ¿Qué más podría uno pedir?

Premios y condecoraciones

Como no podía ser de otra manera, el gran Clapton no fue ajeno a los premios, las condecoraciones y los reconocimientos. Por empezar, se puede destacar que logró formar parte de la Orden del Imperio Británico, primero como OBE (oficial) en 1995 y luego, subiendo de rango, como CBE (comendador) desde 2004.

Además, lleva acumulados 18 premios Grammy. Tres de ellos fueron por el disco Unplugged, de la serie MTV Unplugged, el más vendido de su carrera.

clapton unplugged

La revista Rolling Stone lo hizo formar parte de dos listas históricas. Clapton ocupa el puesto 55 entre «los 100 artistas más grandes de todos los tiempos». Mejor aún, es el número 2 en «los 100 guitarristas más grandes de todos los tiempos».

Por último, cómo no destacar que es el único músico que fue tres veces incorporado al Salón de la Fama del Rock. La primera fue en 1992, con el grupo The Yardbirds. El año siguiente se repitió la historia, esta vez por Cream. Hasta que finalmente también logró formar parte como solista, en el año 2000. Sobran elogios…

Momentos duros

Dos de los problemas más fuertes del músico fueron la adicción a la heroína y al alcohol. La primera lo tuvo a maltraer principalmente tras la muerte de su padre (Jack Clapp) y de su amigo Jimi Hendrix. En cuanto al alcohol, el momento más trágico se dio en 1981 cuando se desplomó en plena actuación y terminó en una clínica especializada en problemas de alcoholismo.

Por su parte, tal vez el momento más duro sea el de la muerte de su hijo, en 1991, cuando cayó del piso 53 de un rascacielos en Manhattan. Connor Clapton, que tenía sólo cuatro años de edad, fue quien inspiró a su padre para hacer otro clásico, tan majestuoso como triste: «Tears in heaven».

Como en casa: Royal Albert Hall

Al hablar de esta sala en Londres, no se puede dejar afuera el nombre de Clapton. ¿Por qué? Porque son 200 las veces que tocó ahí, siendo el músico que más lo hizo. Además, se hizo una película llamada «Slowhand at 70. Live at the Royal Albert Hall”, con canciones que tocó el 21 de mayo del año pasado allí por la gira de su cumpleaños, “70th Birthday Celebration”. Por último, también en 2015 se lanzó el documental «Eric Clapton: Live at the Albert Hall», obviamente con presentaciones de él allí, que fue proyectado en distintos cines del mundo.

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments