CNDH pidió a México aumentar medidas de seguridad en colegios

116

México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) se pronunció tras el asesinado registrado en una escuela de Monterrey en México, y exhortó implementar medidas diversas para prevenir hechos violentos.

La CNDH se pronunció a través de un comunicado de prensa sobre el operativo Mochila Segura, aplicado en las instituciones educativas de México, para garantizar un entorno seguro y prevenir hechos de violencia en los centros educativos del país.

Asimismo, la comisión sugirió a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y a las distintas autoridades del sector educativo considerar el interés superior de la infancia y adolescencia y, al mismo tiempo, evitar cualquier violación a los derechos humanos de los menores mexicanos.

Según los medios de comunicación locales, el suceso donde murió la maestra fue desarrollado en el Colegio Americano del Noreste en Monterrey, Nuevo León, donde varias personas, la mayoría menores de edad, fueron víctimas de una agresión por arma de fuego.

Aldo Fasci, vocero del Departamento de Seguridad del estado de Nuevo León, declaró que “el responsable del asesinato sí comunicó a algunos estudiantes que llevaría un arma y no le creyeron”.

Al respecto, la CNDH insistió que las medidas a adoptar deben tomar en cuenta la opinión de los padres de la familia o representante de los estudiantes, ya que el objetivo es propiciar la participación de todos, a fin de garantizar lo previsto en el Capítulo XV de la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes.

La comisión subrayó la necesidad de fortalecer las medidas de prevención para erradicar la violencia y construir una cultura de respeto, paz y educación en la sociedad, pero sin desatenderse los niveles y órdenes de gobierno. Para ello, se deben contemplar los recursos necesarios para que la prevención y la vigencia de los derechos de la niñez y adolescencia sean posibles.

Asimismo, para el organismo defensor de los derechos humanos las garantías individuales de la seguridad, en los centros escolares, empieza desde los propios hogares de los niños y jóvenes.

En el comunicado la CNDH concluyó manifestando que “las armas en las casas no son la solución a los problemas de inseguridad, razón por la cual, en caso de que existan, deberán ser resguardadas bajo estricta vigilancia para prevenir que los menores de edad hagan uso indebido de ellas”.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *