Internacionales

Colisión de dos aviones militares de EE.UU. dejó un muerto

Este incidente se produjo dos semanas después de que otro caza estadounidense FA-18 se estrellara en el mar al sudeste de Naha, Okinawa

La Infantería de Marina de EE.UU anunció la muerte de uno de los dos soldados rescatados en la costa de Japón, tras la colisión de dos aviones militares que se produjo en la madrugada del miércoles.

Así mismo, las autoridades militares informaron que continúan las tareas de búsqueda de otros cinco miembros de la tripulación que se encuentran desaparecidos. 

“El Cuerpo de Infantería de Marina de EE UU confirma que dos marines fueron hallados. Uno se encuentra en condición estable y el otro murió”, aseguró la fuerza militar a través de su página oficial de Twitter.

En un segundo mensaje, el Ejército agradeció a la Armada y la Guardia Costera japonesas sus “esfuerzos” en las tareas de localización del resto de los militares desaparecidos.

“Agradecemos los esfuerzos de las Fuerzas de Autodefensa japonesas, que respondieron inmediatamente en la operación de búsqueda y rescate”, apuntó el cuerpo de Marines en un comunicado.

Por su parte, las autoridades japonesas también se pronunciaron con respecto a este accidente que se produjo dentro del territorio nipón.

“Aviones y navíos de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y de las Fuerzas de Autodefensa de Japón buscan a los desaparecidos. Espero que todos los miembros lo rescaten sanos lo antes posible”, declaró, por su parte, el ministro de Defensa japonés, Takeshi Iwaya, a la prensa.

Lea también En Francia se cerrará la Torre Eiffel por protestas de “chalecos amarillos”

La colisión de dos aviones militares

Los dos aviones colisionados pertenecían al Cuerpo de Marines -USMC, Infantería de Marina- de Estados Unidos. El choque se produjo durante una operación de reabastecimiento de combustible en vuelo, según informó el ejército estadounidense.

El accidente tuvo lugar el miércoles, sobre las 2.00 hora local, a unos 100 kilómetros de las costas del cabo de Muroto, en la isla de Shikoku, al sudoeste de Japón. Tras el choque, cayeron al mar un caza FA-18 Hornet y un avión cisterna KC-130 Hércules, que salieron del aeródromo de Iwakuni y realizaban “un entrenamiento programado regularmente”.

Por su parte, la séptima flota de EE.UU, con base en Yokosuka, Japón, investigan las circunstancias de la colisión de las dos aeronaves militares.

Marketing Digital Experience

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close