Colombiana muere tras choque de auto presuntamente de "Lord Ferrari"

Colombiana murió tras choque de auto de “Lord Ferrari”

193

México-. Una joven colombiana falleció este miércoles tras sufrir un accidente automovilístico en la Autopista del Sol. Presuntamente el auto es de Alberto Sentíes Palacio, conocido como Lord Ferrari.

Tatiana Guzmán García tenía 25 años de edad al momento del choque, sufrió quemaduras en el 90% de su cuerpo. Su cadáver permanece en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), sin que algún familiar lo reclame.

Otra acompañante que iba en el carro, Dayana, de 22 años, aún se encuentra grave. Las jóvenes ingresaron al hospital después de sufrir un accidente en un carro Ferrari 458 Spider rojo. El auto se volcó y posteriormente se incendió, lo que generó que ambas tuviesen graves quemaduras.

El Ferrari poseía placas PYU-57-55 de Morelos, presuntamente pertenecería a Lord Ferrari, este apodo se le atribuyó cuando en marzo de 2016 su escolta golpeó a un ciudadano. González Ibarra habría cometido este delito debido a que el automovilista no quería abrirle paso a su patrón en el Viaducto Tlaplan.

El video se volvió tendencia en redes sociales y los usuarios apodaron a Alberto Sentíes como Lord Ferrari.

Los datos del accidente

Colombiana muere tras choque de auto presuntamente de "Lord Ferrari"

De acuerdo al reporte de Protección Civil, cerca de las 19:30 horas, el vehículo se incendió en el kilómetro 222 norte- sur. Específicamente pasando el puente Mezcala en las inmediaciones del municipio de Chilpancingo.

En el lugar se presentaron funcionarios de la Cruz Roja Mexicana y el personal de la Secretaría de Protección Civil. Los efectivos procedieron a sofocar el fuego del automóvil de lujo, aunque posteriormente quedó reducido a cenizas.

El reporte explicó que el Ferrari iba con exceso de velocidad en dirección sur-norte procedente de Acapulco. Primero chocó contra el muro de contención que divide la vía y luego impactó contra un autobús de pasajeros de la línea Costa Lines. El autobús provenía de la Ciudad de México con 35 pasajeros.

Los testigos del suceso indican que poco antes, en una gasolinera de Chilpancingo, vieron que el auto era conducido por un hombre. Así mismo detallaron que habían dos mujeres como pasajeras y eran escoltados por una camioneta.

La parada en la gasolinera se debió a que una de las mujeres estaba vomitando, lo que hizo notoria su presencia en el lugar. Los pasajeros del autobús señalaron que los escoltas habrían retirado al conductor tras el choque, abandonando a las mujeres.