Internacionales

Comisión del Senado que evaluará a Dilma

Brasil.- La Comisión del Senado brasileño, que tendrá el trabajo de analizar la validez del juicio político con fines destituyentes contra la presidente Dilma Rousseff, quedó completada en la víspera de inicio de sus actividades.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño del vicepresidente y principal opositor a Rousseff, Michel Temer, tiene mayoría en la comisión especial del Senado que dará el fallo preliminar sobre la apretura del juicio político en contra de la mandataria que fue aprobado hace una semana por la Cámara de Diputados. Según lo informado por la cuenta del periódico el O’Globo, la Cámara Alta tiene 48 votos para aprobar el impeachment, y necesitará 7 votos más del mínimo necesario para poder procesar la medida.

La mandataria brasileña pidió al Mercosur y a la Unasur que observen con mucha atención el proceso de apertura de un juicio legislativo en su contra. Esto lo informó en un encuentro con periodistas brasileños, después de su intervención en el segundo día de la ceremonia de firma del Acuerdo de París sobre el cambio climático, la presidenta aseguró que: “En Brasil está en curso un golpe; un golpe que ni sé de quién es. Entonces me gustaría que el Mercosur y la Unasur mirasen ese proceso”.  

El día de ayer varios manifestantes hicieron una protesta frente a la casa del diputado de oposición Jair Bolsonaro, en Río de Janeiro, en donde tenían una pancarta en el que escribieron la frase: “Bolsonaro, golpista”, también se gritaron consignas en contra de la destitución de la presidente de Brasil Dilma Rouseff y en contra de la incitación a la dictadura militar. En la entrega de la votación de la destitución Bolsonaro evocó a la memoria del coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, que encabezó el órgano represivo de la dictadura militar, reseñó el diario O’Globo de Brasil. La cifra fue de 48 fotos que tiene la Cámara Alta del Senado, esto según lo informado por el periódico el O’Globo.

De admitirse el inicio del juicio político, el cual se tiene estimado que pudiera quedar definido entre 10 y el 11 de mayo, la mandataria será notificada y apartada de del cargo, en un período de máximo de 180 días para que los senadores puedan concluir el proceso. Si la presidenta es apartada de su cargo, las sesiones serían encabezadas por el Presidente del Supremo Tribunal Federal (STF) y la aprobación o la anulación del mandato de Rouseff requeriría el apoyo de dos tercios (54) de los miembros del Senado.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close