lunes, septiembre 27, 2021
InicioActualidad¿Cómo comprimir un vídeo para que ocupe menos?

¿Cómo comprimir un vídeo para que ocupe menos?

A pesar de que la fibra óptica está cada día más extendida en España, a nadie le gusta esperar mucho tiempo para mandar un archivo de vídeo (especialmente aquellos que sólo duran unos segundos y que tienen un tamaño de cientos de megabytes).

A la hora de comprar un teléfono móvil actual, o una cámara, apostamos por aquellos modelos que trabajen con los estándares de la más alta calidad del mercado (que en estos momentos es de 4K). Esto hace que tengamos archivos de vídeo que midan mucho, incluso en vídeos insulsos que sólo hacemos para pasar el rato.

Vamos a suponer que tenemos un vídeo muy divertido que hemos hecho con nuestra flamante cámara digital. Queremos compartirlo con nuestros amigos, pero el tamaño es de más de 1GB y no queremos estar todo el día para enviarlo.

¿Qué hacemos en este caso? Por fortuna, tenemos programas especiales que nos ayudarán a comprimir el vídeo.

¿Qué es exactamente comprimir un vídeo?

La gran mayoría de las compresiones de contenido de vídeo se llevan a cabo con una pérdida de calidad. Digamos que se pierden grupos cuadriculados de píxeles (que reciben el nombre de macro-bloques). Los códecs son herramientas que nos permiten comprimir un determinado archivo de vídeo en una cierta proporción.

Si queremos comprimir un vídeo, tenemos que encontrar un formato y códec que nos permita reducir el tamaño al mínimo posible, pero que al mismo tiempo nos permita conservar la más alta calidad.

Ahora, gracias a programas como Movavi Video Converter, esto es más fácil que nunca. 

¿Cómo podemos comprimir un vídeo y no desesperarnos en el intento? 

Nuestra recomendación es que estudies los principales formatos de vídeo, para saber cuál es el que más te conviene. Hay infinidades de formatos, aunque el más recomendado suele ser el MP4.

Es compatible con la gran mayoría de soportes, puede comprimir un archivo de vídeo hasta 10 veces más de lo que medía originalmente y además, la pérdida de calidad es mínima en cualquier caso.

Sin embargo, también tenemos formatos tan variados como el MPEG, AVI, WMV, etc.

En los conversores tan sólo elegimos el archivo de entrada, el formato de salida y pulsamos la opción de convertir. Si todo va bien, tendremos un archivo de calidad, con la particularidad de que medirá mucho menos que antes.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments