¿Cómo tratar la obesidad?

122

El nuevo paradigma para tratar la obesidad es un planteamiento que surgió como resultado de exploraciones y estudios efectuadas por el Instituto Nacional de Pediatría de la República de México, en cuyo centro trabaja el doctor Arturo Perea Martínez, pediatra internista, traído a la nación por laboratorios Silanes.

Según reseñó el portal Comer Mejor, en una conferencia ofrecida a especialistas en diabetes, médicos internistas y especialistas endocrinólogos, el experto expresó que el feto viene bio programado con una sucesión de escenarios nutricionales que se le manifiestan inmediatamente nace.

El especialista sostuvo que esa bio-programación pasa a continuación por etapas como lactancia y primeros años del infante, donde se ocasionan procesos biológicos que predisponen a los individuos a la obesidad.

Durante la conferencia, aseveró que la malnutrición de la madre y la embarazada impactan en la situación nutricional del individuo. Planteó la modificación de paradigma en el combate a la obesidad y que se empleen terapias alternativas en relación a las tradicionales indicadas por los médicos especialistas, sólidos en nutrición robusta y actividad física.

El coloquio se denominó “Ácido linoleico conjugado y su efecto en la prevención y tratamiento del sobrepeso y la obesidad“. La exposición se llevó a cabo en la capital dominicana, con la representación de directivos de corporaciones médicas vinculadas al tema.

Resultado de imagen para ¿Cómo tratar la obesidad?

Origen de la obesidad

Por otro lado, Rachel Tumin y Sarah Anderson permanecieron a cargo de la investigación llevada a cabo en la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos de Norteamérica, en la cual los científicos se plantearon inspeccionar la relación existente entre los alimentos consumidos en familia y el peligro de padecer obesidad. La misma muestra como consecuencia que los adultos que no ven televisión al mismo tiempo que comen alimentos hechos en casa junto a sus familias, son menos proclives a soportar de obesidad.

Para llevarlo a cabo los científicos tomaron identificaciones y cifras pertenecientes a la Encuesta de Evaluación de Medicaid Ohio del pasado año 2012 que se efectuó telefónicamente y examinó a los adultos que moraban en la localidad de Ohio y que habían comido al menos un alimento con la familia durante la semana preliminar.