¿Cómo vestir para ir a una entrevista de trabajo?

231

Al recibir una llamada en la que te dicen que debes acudir a una compañía en la que te interesa laborar, te preguntás ¿cómo vestir para ir a una entrevista de trabajo?

Aparte de demostrar en esa entrevista tus principales habilidades y todas tus cualidades profesionales, la responsabilidad o el compromiso con el trabajo, además de la actitud, no olvidemos que la primera impresión es la que cuenta.

Mirá también: ¡Ya llegó el emoji del mate a Whatsapp!

¿Dónde será la entrevista de trabajo?

Acá te presentamos algunas claves que podrían ayudarte a la hora de decidir qué vestir ese día. Lo primero que hay que determinar es dónde será la entrevista.

Esto es importante, debido a que no es lo mismo empezar a trabajar en un bufete de abogados donde la seriedad es determinante, a una escuela o un puesto como esteticista.

Primeramente, deberías buscar información acerca de cómo son en la compañía por medio de webs como Linkedin, o si conoces a alguien que trabaje o haya trabajado allí también podrías preguntarle cómo suelen ir vestidos.

Prendas que debes evitar en una entrevista de trabajo

Hay ciertas prendas, estampados o tejidos que no van con la ocasión. La razón está en que pueden desviar la atención de quienes van a evaluarte, y lo mejor es que se concentren más en tus palabras que en lo que vistes.

Tratá de evitar joyas excesivas, pendientes grandes o interminables collares. Por el contrario, usá discretos pendientes, anillos finos o un collar plateado o dorado que combine con tu look.

No confíes en esos tacones altísimos. Aunque sepas caminar muy bien con ellos, no serán buena opción. No se trata de disfrazarse o de llevar un look perfecto, sino de mostrar tu mejor cara y disposición. Podés escoger unos botines, o un tacón medio, dependiendo del resto de prendas.

Recuerda planchar todas las prendas que vayas a usar. Procura cuidar que no tengan ninguna mancha o imperfección, ya que con eso darás una impresión muy desarreglada.

El escote definitivamente no es una opción, porque estarás más al pendiente de que no se te vea nada que de la entrevista con quienes te están entrevistando.

Si usarás falda o vestido, cuida que no sean demasiado cortos. Y si no hay más remedio, apuesta por unas buenas medias.

Un look sencillo y discreto siempre te favorecerá, tanto si es más elegante como si es informal. Ten muy presente que la imagen vale mucho, y que lo que se quiere lograr es que la persona que te entrevista recuerde más tus palabras o tu trayectoria profesional que tu ropa.



Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *