Condenar el matrimonio homosexual le llevó a puntear en las elecciones presidenciales de Costa Rica

Costa Rica.- El hecho de condenar el matrimonio homosexual llevó a Fabricio Alvarado a llevar la delantera en las elecciones de este país.

El domingo, los costarricenses ejercerán el voto y tendrán que decidir a cual de los dos Alvarado le confiarán la presidencia.

Por un lado está el periodosta y politólogo Carlos Alvarado del partido Acción Ciudadana. Por el otro, el pastor evangélico Fabricio Alvarado, del partido Restauración Nacional.

Como se recordará, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) emitió una resolución en enero a favor del matrimonio homosexual, en la que invitaba a Costa Rica a aprobar la unión igualitaria.

El matrimonio homosexual se convirtió en debate interno

Esto generó un debate interno al convertirse en el tema principal de las campañas para las presidenciales, sobre todo al partido del predicador, hasta el momento actor minoritario en la política del país.

Mientras que la corrupción, principal tema de discusión de la campaña electoral hasta ese momento, pasó a ser un asunto marginal.

“En ese momento se disparan las encuestas. Tiene un efecto muy severo sobre la campaña, la transforma completamente, se convierte en el único tema de discusión”. Explicó a euronews Kevin Casas, investigador del Diálogo Interamericano.

“Es un candidato que venía muy abajo en las encuestas. Luego asume una posición muy beligerante contra la resolución incluso afirmando que Costa Rica debería de abandonar el sistema interamericano de protección de derechos humanos”.

Casas subrayó que el vuelco electoral en favor del candidato evangélico no sólo se puede explicar como un evento reciente.

“Hay raíces profundas porque nadie se explica este crecimiento explosivo de Fabricio si no es en función de un enorme descontento político con las opciones más tradicionales, que incluye al partido de gobierno”.

La posición de Fabricio en contra del matrimonio igualitario, la educación sexual en las escuelas y al aborto forma parte de “un espectro que se ha levantado, no solo en Costa Rica,  sino en otros países también, contra la ideología de género”.

En cambio, su contrincante jugó una carta opuesta: levantó la bandera a favor del matrimonio homosexual y enarboló la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Casas indicó que es muy difícil predecir quien será el ganador, pero que el fenómeno de Fabricio está perdiendo fuelle en la recta final.

Luisa Bermúdez

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email