Conflicto independentista en Cataluña alejó el turismo

128

La convulsión social y política en Cataluña por el conflicto independentista no solo alejó a las filiales de las principales entidades españolas de esa región. El conflicto independentista en Cataluña también ahuyentó a los turistas europeos.

Jubilados, cruceros y turistas internacionales no europeos fueron los primeros que dieron la vuelta o pasaron de largo de Barcelona cuando estalló el procés en Cataluña. La Ciudad Condal se había convertido en un pequeño foco de conflictos para quienes no lo conocían de cerca o para los que simplemente no se sentían cómodos viajando al corazón de una región que sus autoridades declaraban independiente de España, reseñó El Mundo.

Los focos de violencia e inseguridad en las calles catalanas fueron el principal motivo por el cual los visitantes foráneos no quisieron desempacar sus maletas en hoteles catalanes esta temporada de vacaciones.

Tras el 1 de octubre Cataluña perdió turistas. Las manifestaciones en las calles hablaban por si solas de un destino intranquilo -lo primero que espanta al turismo-. Pero, además, algunos países, como el Reino Unido o Estados Unidos, advirtieron a sus ciudadanos de posibles enfrentamientos violentos. Así, en octubre a Cataluña llegaron 1,48 millones de visitantes extranjeros, un 5% menos-73.000-que un año antes. Y eso en el contexto de un país que batía récords de llegada de turistas.

Las alertas diplomáticas emitidas por las embajadas europeas en suelo catalán y no catalán llamaron la atención de los turistas ante la escalada de violencia y detenciones que se suscitaron durante y después del referéndum independentista.

En los siguientes 15 días Cataluña perdió un 15% de su actividad turística, según la patronal Exceltur. Y las reservas aéreas caían un 22% en esa quincena.

Lea también: El Gobierno español aprobó la exhumación de Franco del Valle de los Caídos

Influencia del conflicto independentista en Cataluña sobre su turismo

Esto generó un descenso en los costos turísticos y hoteleros de Cataluña hasta el punto de representar pérdidas para las cadenas hoteleras de la región.

A los precios no les fue mucho mejor. El verano del 2016 los de los hoteles en Barcelona encabezaban las subidas en toda Europa, con un incremento del 20,8%, según datos del Hotel Price Radar de HRS.

No obstante, los hoteles catalanes perdieron posiciones en los rankings de calificación turística en Europa.

En los cinco días siguientes a la declaración unilateral de independencia los hoteles analizados por la consultora STR Global sufrían una caída de los ingresos por habitación disponible que alcanzó el 27,5%. En cuanto al gasto medio por turista, pasó de 406 euros en 2016 a 362 euros en 2017.




One thought on “Conflicto independentista en Cataluña alejó el turismo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *