Congreso de Brasil rechazó enjuiciamiento de Temer

83

Brasilia (Brasil).- Un comité de la Cámara de Diputados de Brasil votó en contra de someter al presidente, Michel Temer, a un juicio de corrupción, dándole un breve respiro al mandatario, quien lucha por mantenerse al frente de la mayor economía de América Latina.

En dos votaciones separadas, una cómoda mayoría de los legisladores de la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara baja votaron para recomendar la paralización de la acusación de corrupción contra Temer. Otra votación decisiva en la cámara baja tendrá lugar el 2 de agosto, dijo a la prensa el jueves por la noche el presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Maia.

“El resultado de hoy muestra claramente que hay una sólida mayoría que defiende la democracia, los derechos constitucionales y el estado de derecho”, afirmó el portavoz presidencial, Alexandre Parola, tras la decisión del comité.

La acusación de la fiscalía contra Temer se fundamenta en confesiones de los directivos de la empresa JBS, que han señalado, que sobornaban a Temer a cambio de “favores” desde 2010 y que lo siguieron haciendo desde que está en el poder.

Esta votación del jueves le da un respiro temporal al presidente de Brasil. No obstante solo momentáneo, ya que Temer todavía enfrenta la posibilidad de nuevas acusaciones de parte del principal fiscal de la nación, así como testimonios más incriminatorios de otras personas que se encuentran bajo investigación. Temer también tiene que lidiar con una popularidad que ha caído hasta fondo y una economía que esta todavía atravesando una lenta recuperación, tras la peor recesión registrada.

A pesar de tener un índice de aprobación de 9%, Temer ha logrado mantener un apoyo político con una agenda de reformas que complace sobre todo a los mercados y líderes empresariales. Pero su capacidad para proponer enmiendas constitucionales está en jaque, ya que está obligado a invertir buena parte de su energía defendiéndose de las acusaciones en el Congreso.

Algunos aliados políticos e inversionistas ya están evaluando si Rodrigo Maia, el próximo en la línea a la presidencia, se encuentra mejor posicionado para impulsar reformas en el país sudamericano.

Temer, quien reemplazó a la presidenta Dilma Rouseff el año pasado, seria destituido de su cargo por al menos 180 días si fuese forzado a ser juzgado en la Corte Suprema.