Conocé acerca de EMDR, la terapia que probó la ex spice girl Mel B

155

La ex Spice Girl, Mel B es una prueba viva de que los artistas no escapan de la realidad, de los problemas, traumas, conflictos de las personas comunes incluso de necesitar ayuda profesional. En el caso de la cantante pop, esta fue diagnosticada con Trastorno de Estrés Post-Traumático o TEPT.

Esta condición al parecer está relacionada con la relación conflictiva que tuvo con su expareja, Stephan Belafonte, un productor musical estadounidense quien le propinó abusos y de quien se separó en el pasado año 2016, principalmente por violencia doméstica.

Mel B después de separarse de su marido, no supo manejar la situación a pesar de que vivía en una relación realmente llena de problemas y conflictos, dejándose llevar entonces por vicios como el alcohol y la promiscuidad para poder lidiar con el dolor que sentía.

Lee también: Anamá Ferreira pudo derrotar su fobia al agua en el aquadance

¿En qué consiste el EMDR al que se sometió Mel B?

Es así como la cantante optó por conseguir ayuda profesional y someterse a terapia, llegando a lo que se conoce como EMDR que son las siglas en inglés de Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares. Se trata de un tratamiento que es conocido por usarse en los veteranos de guerra para tratar sus traumas, pero mucho menos conocido en el público general.

Esta terapia que usó Mel B lo que hace es tratar los recuerdos desconcertantes, así como los desencadenantes actuales, preparando a la persona para que logre sobrellevar de una manera eficaz, situaciones que son similares en el futuro. Se cree que los recuerdos perturbadores quedan entonces en una parte del cerebro que está aislada, sin conexión con otra información de contexto o de adaptación.

Seguido, el resultado es también que el paciente accede a otra información relacionada, estableciendo nuevas conexiones con esos recuerdos que le causan angustia y así los pueden transformar.

El tiempo en tratamiento depende de si el trauma es simple o si son problemas más complejos. De hecho, pueden ser sólo 3 sesiones para problemas más simples, y hasta más de un año para los más fuertes.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *