Salud

Conoce la estrecha relación entre la obesidad infantil y el asma

Especialistas coinciden en que se debe mantener a los niños activos y con un peso saludable

Este lunes, investigadores de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte, Estados Unidos, publicaron su más reciente hallazgo en el que sugieren una relación entre la obesidad infantil y el asma. Los resultados aparecen en la revista Pediatrics, y representó una colaboración conjunta con ‘National Pediatric Learning Health System’ (PEDSnet), Estados Unidos.

Según dijeron los responsables, tras evaluar los datos de salud de más de 500.000 niños en ese país, encontraron que la obesidad podría ser la culpable de aproximadamente el 23% de asma en los niños con esta condición.

Señalaron que de haber mantenido un peso saludable podrían haber evitado padecer de asma. Los datos de la investigación también reflejan que aproximadamente el 10% de todos los niños de 2 a 17 años con asma, es decir casi 1 millón de niños en Estados Unidos, pudieron prevenirla.

“El asma es la enfermedad crónica número 1 en los niños y algunas de las causas, como la genética y las infecciones virales durante la infancia, son cosas que no podemos prevenir”; señaló el autor principal, Jason E. Lang.

Agregó que “la obesidad puede ser el único factor de riesgo para el asma infantil que se puede prevenir. Esta es otra evidencia de que es importante mantener a los niños activos y con un peso saludable”.

relación entre la obesidad infantil y el asma

Vea también: Argentina encabeza el ranking regional de obesidad infantil

Hipótesis acerca de la relación entre la obesidad infantil y el asma

Para el estudio retrospectivo, los investigadores analizaron datos de 507.496 niños de más de 19 millones de visitas al médico en seis importantes centros de salud infantil. Los datos se incluyeron en una red de datos de investigación clínica llamada PEDSnet entre 2009 y 2015.

Se había diagnosticado a los niños clasificados con asma en dos o más citas médicas y también se les había prescrito un medicamento, como un inhalador.

Asimismo, las pruebas de su función pulmonar confirmaron que tenían la enfermedad. Los niños clasificados como obesos tenían un 30% más riesgo de desarrollar asma que los compañeros de peso saludable.

Sin embargo, los científicos aun no comprenden cómo o por qué existe relación entre la obesidad infantil y el asma; por lo que Lang considera que se necesitan más experimentos al respecto.

No obstante, el médico broncopulmonar infantil Jorge Mackenney, informó que asma y obesidad son epidemias que están aumentando paralelamente. “De allí puede que surja el interés de la ciencia por aclarar la asociación entre ambas”.

Según comentó Mackenney, hay varios elementos que pueden explicarla. “La leptina es una hormona que se libera del tejido graso e impacta las vías aéreas, porque las inflama”.

Pero también dijo que es de hacer notar que “las personas obesas tienen más reflujo, lo cual es un gatillante de microaspiraciones (paso de comida o saliva al pulmón) y otros síntomas respiratorios”, puntualizó el médico.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close