Conozca al hombre que creó un bosque

107

La gran mayoría de las veces las soluciones provienen de cada persona, es de suponerse que algo parecido fue lo que ocurrió en la mente de Jadav Payeng hace 36 años, cuando por cuenta propia empezó a plantar un bosque.

Específicamente en Majuli, una de las islas luviales más grandes del mundo, localizada en el río Brahmaputra al noreste de la India, vive Jadav.

Para el año de 1979, cuando apenas tenía 7 años, encontró en un banco de arena los restos de decenas de serpientes que llegaron ahí huyendo de la crecida del río; luego, atrapadas en este sitio, no encontraron vegetación donde refugiarse de los rayos del sol y murieron insoladas. 

Posteriormente, Payeng acudió consternado con las autoridades de su país para sugerir que reforestaran la zona, pero ante la negativa, comenzó lo que se convertiría en su proyecto de vida.

De este modo, en medio de lo que era una vasta extensión de tierra infértil, hoy existe un bosque que abarca una superficie de 550 hectáreas (el bosque de Chapultepec tiene 678), donde 115 elefantes encuentran refugio durante tres meses al año en su ruta migratoria; en el lugar, también habitan venados, tigres, buitres y otras especies, que dan cuenta de una interesante recuperación ecológica.

En conformación a esto, el bosque ha crecido, pero ha sido cada vez más difícil protegerlo; la principal amenaza: el humano. “No hay monstruos en la naturaleza, excepto el hombre. Ni siquiera los leones están a salvo del hombre”, dice cuando le preguntan sobre sus mayores retos.

Sin embargo, se conoce que no sólo  ha sido pionero en la remediación ambiental de esta isla. A cada momento que se le presenta la oportunidad, en pleno uso de la reciente exposición mediática que ha logrado, propone al gobierno de su país opciones para salvar Majuli, y es que desde 1917 ha perdido más de la mitad de su superficie debido a la erosión, al grado de que podría desaparecer en 15 o 20 años.

Se cree que si una sola persona pudo plantar un bosque, qué no harán las 150.000 que habitan Majuli si se unen para rescatarla. Jadav Payeng afirma que seguirá gestionando su bosque hasta el último aliento.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *