el chapo guzman

Conozca la vida de lujos desmedidos de “El Chapo” Guzmán

164

El juicio del siglo, así ha sido catalogado el juicio en Nueva York contra el mayor narco mexicano, Joaquín El Chapo Guzmán. Durante las sesiones han salido a relucir distintos hechos y hasta la vida de lujos desmedidos de los cuales derrochaba el gran capo de México.

Entre algunos de estos lujos se encuentran los tratamientos de rejuvenecimiento en clínicas suizas, cuatro jets, una mansión frente al mar en Acapulco con un yate llamado “Chapito” en la puerta, ranchos por doquier, un zoológico privado con leones y muchas mujeres a su disposición: “El Chapo” Guzmán era el rey de México en los años 90’.

Así lo detalló el expiloto y gerente de “E” en Ciudad de México, Miguel Ángel “el Gordo” Martínez, quien fuera además uno de sus más cercanos colaboradores en esa época.

Durante el juicio, relató que antes de su primer arresto en Guatemala en 1993, el exjefe del cartel de Sinaloa disfrutaba de la fortuna que conseguía traficando toneladas de droga a Estados Unidos.

Lea también Pablo Escobar y Joaquín “El Chapo” Guzmán, las diferencias por sus fortunas

El Chapo Guzmán en los años 90’

Según las declaraciones de Martínez, a comienzos de los ’90, “se agarró el boom cocainero”, pues el negocio de transportar cocaína colombiana a Estados Unidos “era el mejor negocio del mundo”, y esto se volvió la especialidad de El Chapo.

De hecho, el testigo aseguró que el Chapo llegó a recibir hasta tres de sus jets llenos de dinero de las ventas de droga en Estados Unidos, cerca de 8 a 10 millones de dólares en cada avión que llegaba “casi cada mes” a Ciudad de México provenientes de Tijuana, luego de recibir los pagos correspondientes desde Estados Unidos.

“En los ’90 tenía cuatro jets, casas en todas las playas, tenía ranchos en todos los estados”, relató “El Gordo” Martínez. “Viajábamos por todo el mundo (…) a Brasil, Argentina, Aruba, por toda Europa, a Japón, Hong Kong, Tailandia, Perú, Cuba, Colombia, Panamá…”, enumeró el testigo al recordar algunos viajes de trabajo pero también otros de placer, como a Macao “para apostar”.

Una vida loca y llena de lujos

El Chapo Guzmán, de 61 años, viajó a mediado de los 90’ a Suiza, “a una clínica donde te ponen células para que te mantengas joven”, aseguró Martínez.

También enumeró que entre otros de los lujos desmedidos, “El Chapo” tenía un zoológico en su casa de Guadalajara, que, además, contaba con piscinas y canchas de tenis. En este zoológico privado tenía “tigres, leones, panteras, venados” y se recorría en un petren.

En otra ocasión, le solicitó al testigo comprar más de 50 automóviles Buick, Cougar y Thunderbird, cada uno con un valor de 35.000 dólares aproximadamente, para regalar a sus trabajadores en una Navidad.

Pero Joaquín Guzmán se gastaba casi 12 millones mensuales en pago de sobornos para la policía, sus sistemas de comunicación hipersofisticados y hasta en pagos a “sus cuatro o cinco señoras”, contó el testigo.

El dinero de “El Chapo” se guardaba en compartimentos secretos en sus casas en todo México, diseñadas por su arquitecto para guardar hasta 20 millones de dólares en efectivo.



Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.


2 thoughts on “Conozca la vida de lujos desmedidos de “El Chapo” Guzmán

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *