Conozca los hábitos responsables de los humanos para salvar el ambiente

79

América Latina.- Salvar el ambiente se convirtió en una preocupación para la sociedad moderna.

Mejor calidad del agua, disfrutar de un aire menos contaminado, respirar sin tener que usar tapaboca, alérgicos con mejor calidad de ambiente y otros resultados serían las consecuencias de medidas efectivas a favor del medio ambiente.

Todos los seres humanos son generadores de contaminación desde que nacen hasta que mueren.

Lo hacen a través de los productos que usan, los alimentos que consumen, pero sobre los hábitos que adoptan a lo largo de su vida.

Por tanto, los ciudadanos y gobiernos del mundo deberán tomar hábitos conscientes para salvar la casa de los seres vivos.

Una de esas medidas fue mejorar el consumo del agua y promover la cultura del reciclaje.

Sin embargo, muchos se preguntan si las mismas han sido efectivas. Lo más probable es que no, ya que en muchos casos las respuestas han sido pobres con impacto mínimo.

India, ejemplo de hábitos responsables

Gracias a sus avances, el Día Mundial del Medio Ambiente se celebrará en la India el próximo 5 de junio.

La India fue elegida como sede por el Gobierno y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) gracias a los avances en materia de contaminación.

Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), así lo informó.

Harsh Vardhan, ministro de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático, destacó que la India ha realizado un importante trabajo para proteger la naturaleza.

El lema de la India será “vencer la contaminación plástica”.

Para este 2018 la ONU contempló que los países debían unirse para buscar alternativas sostenibles a la reducción y uso del plástico.

Por eso fue que la India fue elegida. Este país ha demostrado avances importantes.

“La India trabaja en pasar en una economía baja en carbono”, precisó Solheim.

De manera que los ciudadanos en el mundo pueden ayudar reduciendo el uso de la energía y usando agua en forma responsable.

Este último recurso es uno de los más desperdiciados y el agua del mundo en 96 por ciento es salada. Sólo un 4 por ciento es dulce.

En tal sentido, las prácticas de ahorro de ambos recursos son vitales para la existencia del planeta.