Internacionales

Consumidores de cannabis en España luchan por sus derechos

España.- El Tribunal Constitucional (TC) de España otorgó su amparo a los consumidores de un club de cannabis de Bilbao que fueron condenados por el Tribunal Supremo (TS) a penas de tres a ocho meses de cárcel al considerar que la doctrina del “consumo compartido” (no delictivo) era inaplicable a esa asociación.

El TC ha anulado la condena del TS y ordena a la Sala Penal que dicte una nueva sentencia que respete el derecho a un proceso con todas las garantías, en concreto la audiencia personal a los acusados.

Los afectados no tienen muchos motivos para alegrarse respecto al fondo de la cuestión porque el Constitucional sí considera que, en el caso, la actuación del club cannábico está correctamente considerada un delito de tráfico de drogas.

Los cinco acusados, que constituyeron en 2010 un club cannábico denominado “Asociación de Estudios y Usuarios del Cáñamo”, fueron juzgados en 2014 por la Audiencia Provincial de Vizcaya, que les absolvió.

Los jueces vascos consideraron que la organización no tenía como finalidad la distribución de marihuana a terceros ni se había demostrado ningún enriquecimiento ilícito de sus responsables.

Lo determinante, consideró la Audiencia, es que ninguno de los acusados promovía el consumo ni incitaba a otros a iniciarse en él, limitándose a un supuesto de consumo compartido entre personas que ya eran usuarias de cannabis.

“Un mundo sin drogas”

Según los estatutos del club, su objetivo “no es ni el fomento ni la difusión de sustancia alguna; es más (…) la asociación aboga por un mundo sin drogas. Pero los que estamos en esta realidad necesitamos normalizar nuestras vidas”.

“Sólo pretendemos”, añadían los estatutos, “proteger nuestra salud de los graves perjuicios derivados del consumo de cannabis adulterado (…), hartos de un mercado negro lleno de riesgos”.

Absolución ante el Tribunal Supremo. Los fiscales alegaron que, a la vista del alto número de socios del club -290- y de las cantidades asignadas a cada uno en los “contratos de previsión de consumo” que firmaban al hacerse miembros (dos gramos diarios cada socio), “se está ante el manejo y distribución de un total de 10,4 toneladas de cannabis cada seis meses”, un cantidad que, a juicio del Ministerio Público, está “muy lejos” de lo que puede considerarse un mero autoconsumo compartido.

Marketing Digital Experience

Christopher Novoselic

21.- Comunicador social, amante de las lecturas de antaño, buscador de sabiduría y aprendiz de viejos filósofos | Escritor "en formación" | Fotógrafo: por vocación y Forense por estudios | músico por pasión. "Más que el saber, me place el dudar"

Artículos relacionados

Close