Según reseñó el portal La Diaria, la historia inició con una mezcla de versiones cuando cuatro trabajadores del taller diésel de Servicios Logísticos Ferroviarios (Self), la compañía de derecho público (privado 51% propiedad de AFE y el resto de la CND) fueron despedidos a mediados del pasado mes de enero.

Por un lado, el representante de la Administración de Ferrocarriles del Estado, Wilfredo Rodríguez, refirió que los despidos se sustentaron en el incumplimiento del trabajo, hecho que se habría descubierto con la ayuda de cámaras de seguridad.

Según relató Rodríguez, las imágenes daban cuenta que los funcionarios marcaban tarjeta y se trasladaban a su casa o a otros lugares dentro de las instalaciones (como los vestuarios) y del mismo modo que se llevaban herramientas de un lado a otro e inclusive las sacaban del taller.

Conflictos ferroviarios

Por otro lado, la Unión Ferroviaria denunció penalmente al regente de la administración alegando difamación e injurias.

tren

De acuerdo con Cajigas, Rodríguez “mintió en diferentes notas de prensa” en alusión a la evidencia que habrían mostrado las cámaras.

Cajigas hizo notar que los empleados “no pueden marcar tarjeta”, debido que “se marca con el dedo” y, en cuanto al traslado de herramientas, afirmó que resulta “algo normal, debido a que el taller es enorme y muchas veces se rompe algún coche-motor fuera”.

Del mismo modo añadió que solicitaron a Rodríguez las imágenes que demuestran las irregularidades, pero este se negó a hacerlo.