Conversión de gasolina a gas LPG permitirá ahorro a taxistas en Honduras

112

El programa conversión de gasolina a gas LPG para los taxis en Honduras permitirá un ahorro anual de 70 mil lempiras por unidad.

El desarrollo del programa presidencial está a cargo del Instituto Honduras de Transporte Terrestre (IHTT).

Ahorro eficiente 

El proyecto del gas beneficia a los taxistas permitiéndoles ahorrar entre un 40 y un 50% diario.

El Presidente de la Asociación de taxistas de Honduras, Víctor Aguilera, expresó que se sienten satisfechos y motivados por el ahorro que implica para ellos la instalación del  LPG y por el convenio entre el gobierno, la empresa y el sector taxista.

El LPG es uno de los gases más limpios que se conocen. Es el más barato y vale 50 por ciento menos que el resto de los combustibles. Es la mezcla de gases licuados presentes en el gas natural o disueltos en el petróleo.

Por ello que desde el 2010 hasta hoy en día, más de 7 mil taxis que funcionaban con gasolina ahora trabajan con el LPG.

La instalación de estos “chimbos”, como se le conoce al sistema de cilindros especializados, cuentan con todas las medidas de seguridad por lo que ni el taxista ni el pasajero corren ningún riesgo.

Sólo se han registrado incidentes en dos de ellos, uno por fallas mecánicas y otro por error humano del conductor.

Instalación sin costo

El programa de conversión impulsado por el Presidente Juan Orlando Hernández es gratuito, los taxistas no tienen que realizar ningún pago por la instalación del equipo a la unidad.

El encargado del programa de conversión, Juan Fernando Madrid, dio a conocer que a través de un fiduciario “estamos desde ya iniciando la conversión de gasolina a gas LPG en los taxis (…) unos seis mil taxis ya están equipados con el sistema”.

Juan Fernando Madrid dio a conocer que “lo que se hace ahora es una pre-aprobación para la conversión de la unidad, es decir, que una vez que el interesado cumple con todos los requisitos legales técnicos, el IHTT autoriza a la empresa Tropigas a realizar el cambio, de manera que en un plazo no mayor de tres meses el instituto le hace la devolución a la empresa”.