Salud

Correr incrementa la inteligencia

Estados Unidos.- Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (EEUU), los beneficios que generan las actividades físicas de diversa índole como correr, se le debe agregar el fortalecimiento de ciclos cerebrales comúnmente asociados a la memoria y aprendizaje.

En este sentido, la investigación demuestra que los sistemas musculares secretan una proteína denominada Catepsina B, responsable de la autogeneración de efectos positivos en varias zonas cerebrales que se encargan de estas habilidades y destrezas, determinando así, que los estímulos mentales y físicos propician el desarrollo cognitivo del ser humano.

Dicho estudio, establece que los músculos -parte más afectada por el ejercicio- se constriñen con la actividad mecánica, arrojando a su vez otras sustancias, entre las que se cuenta la Catepsina. Esas sustancias ingresan al torrente sanguíneo y alcanzan el cerebro, formando los estímulos ya mencionados. La reacción era anteriormente conocida y sin embargo el estudio del instituto permitió conocer qué proteínas intervienen especialmente en el proceso.

Cabe destacar, que la Catepsina tiene otras funciones en el organismo, como tranquilizar el dolor de los músculos luego del ejercicio intenso y hasta el momento no era asociada con el funcionamiento y rendimiento del cerebro.

El estudio se llevó a cabo en ratones, monos y humanos. Los roedores fueron empleados para establecer cuáles proteínas relacionaban el trabajo físico con la actividad cerebral. Una vez delimitadas, su apariencia se estudió en los monos y en los seres humanos, descubriendo una elevada presencia en aquellos que realizaban ejercicio de manera habitual.

Otro grupo de personas que participaron de la actividad, fueron manejadas para ratificar el aumento de la capacidad de aprendizaje luego de aumentar el ejercicio realizado y por lo tanto, las sumas de Catespsina B en el cuerpo.

-Tiempo de correr-

Uno de los mejores momentos que se vive durante un recorrido de trote o caminata, es el sentimiento eufórico que se tiene cuando se está en pleno ejercicio. Razón por la cual, especialistas de la Universidad de Montreal, han descubierto que la hormona leptina, denominada la “hormona de la saciedad”, puede estar en juego durante el trabajo físico.

El propósito principal de la leptina es regular los almacenamientos de energía. En estudios anteriores, los investigadores señalan que los niveles de esta hormona oscilan en las personas que sufren de patologías como obesidad, debilidad, privación del sueño y estrés emocional. Sin embargo, cuando se está en movimiento, los niveles la hormona pueden caer y remitir una señal de hambre al centro de placer cerebral para formar los efectos de recompensa que produce correr.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close