Corte Suprema de EE.UU. reafirma derecho al aborto

85

EE.UU.- El Tribunal Supremo de Estados Unidos falló este lunes contra el estado de Texas en uno de los casos más importantes sobre el aborto que estudia en las últimas dos décadas, por lo cual fortaleció el derecho que poseen las mujeres para ponerle fin a su embarazo, reconocido en todo el país desde 1973.

El presidente Barack Obama reafirmó este lunes su compromiso con el derecho a la libertad reproductiva de la mujer, además de acceder a una atención medica “segura y asequible”. “Me complace ver que el Tribunal Supremo protege los derechos de la mujer y su salud”, expresó el mandatario norteamericano.

La decisión del tribunal supone una victoria para el Jefe de Estado estadounidense, quien había apoyado a las asociaciones demandantes, entre ellas la organización feminista privada Whole Womans Health, propietaria de varias clínicas en Texas dedicadas a dar cuidados reproductivos a las mujeres.

La fundadora de esta organización, Amy Hagstrom, expresó frente al Supremo de Estados Unidos que, “El histórico fallo de hoy supone un cambio de rumbo para las mujeres y para nuestro país”.

Hagstrom ofreció una rueda de prensa rodeada de centenares de manifestantes, los cuales sostenían diversas pancartas donde colocaron mensajes como: “Mantengan las clínicas abiertas”, “Proteja nuestro derecho al aborto” o “Dejen decidir a las mujeres”.

Según la opinión de la fundadora de Whole Womans Health, “los jueces consideraron inconstitucional una ley del estado de Texas que, con el argumento de proteger la salud de las mujeres”. Este hecho provocó el cierre de 22 de las 41 clínicas donde se realizaban abortos, antes de la promulgación en el año 2013 de la legislación estatal.

Los centros se vieron obligados a cerrar debido a que no podían acatar la ley estatal, la cual establecía que las clínicas debían cumplir con los mismos estándares quirúrgicos que posee un hospital, al igual que tener acuerdos con los hospitales ubicados a menos de 48 kilómetros de distancia para poder enviar a sus pacientes de ser necesario.

Este fallo representa un importante precedente a nivel federal, además de que podría afectar a una gran cantidad de estados que impulsaron leyes similares sobre este tema desde el año 2010, cuando los miembros del Partido Republicano se hicieron con el oder de varias asambleas estatales.

Para el Gobierno de Obama y las organizaciones demandantes, la ley de Texas castigaba a las mujeres más pobres, debido a que no pueden pedir días libres en el trabajo ni costearse varios viajes de cientos de kilómetros para someterse a un aborto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *