Cozumel se consideró la cuna mexicana del buceo

Cozumel es una isla mexicana de gran hermosura por sus aguas cistalinas. Ubicada en el municipio Quintana Roo, se destaca como destino turístico preferido por los visitantes que llegan a la nación azteca, principalmente por sus sitios dedicados al buceo y los deportes extremos, tanto acuáticos como terrenales.

La isla, que ofrece paisajes de ensueños, cuenta con lugares para realizar una amplia variedad de actividades deportivas como la tirolesas, el rapel, kitesurf, windsurf, surf, el nado con delfines, snorkel, la pesca, el golf, paseos en motocicletas, ciclismo, canoas y kayaks.

Cozumel

El Gran arrecife Mesoamericano

Buzos profesionales y aficionados vienen de todo el mundo a practicar este deporte en la isla de Cozumel, que alberga la segunda barrera coralina más grande del mundo, el Gran Arrecife Mesoamericano, una de las más espectaculares áreas del mundo para bucear.

En ese sentido los deportistas buscan descubrir los grandes bancos de coral que forman jardines submarinos vivos que son el hogar de una rica y variada fauna acuática.

También el buceo libre por la laguna de Chankanaab es una experiencia inolvidable, con su exhibición de barcos hundidos, y el Cristo de Cozumel, que atrae grandes grupos de peces que se agitan con el paso de las mantarrayas y las tortugas.

Los tours que se ofrecen en la isla incluyen una clase donde enseñan lo básico del buceo para quienes lo intentan por primera vez, pero para las personas que buscan más adrenalina, en la isla pueden aventurarse a nadar con tiburones.

Conocer Cozumel

Las aguas caribeñas que la rodean, son ideales para el aprendizaje de deportes como el surf, windsurf y kiteboarding, cuya popularidad ha merecido que en las playas de San Juan y el Chiquero, hayan establecido escuelas para su práctica.

Otra opción para vivir Cozumel con adrenalina es pasear a toda velocidad por el mar en motos de agua y admirar la belleza de sus costas. Para quienes desean ver la isla desde arriba, lo pueden hacer al lanzarse en un paracaídas.

Desde sus playas y desde el cielo, la isla invita a sus visitantes a conocerla, también promete diversión desde sus rincones selváticos que animan al paseo en bicicleta y al senderismo.

Elaine Marrero

Elaine Marrero

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email