Crearon material capaz de enfriar casas

57

Diversos ingenieros estadounidenses se dieron a la tarea de desarrollar un material que tiene la capacidad de enfriar objetos, incluso bajo luz solar directa sin consumo de energía ni agua.

Expertos en ingeniería de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos, desarrollaron un metamaterial manufacturado expansible. Se trata de un material con propiedades extraordinarias no encontradas en la naturaleza, que actúa como una especie de sistema de aire acondicionado para estructuras.

El objeto tiene la capacidad de enfriar objetos incluso bajo luz solar directa sin consumo de energía ni agua. Cuando se aplica a una superficie, la película del metamaterial enfría el objeto que hay debajo reflejando eficientemente la energía solar entrante de nuevo al exterior, mientras que simultáneamente permite que la superficie expulse propio calor en forma de radiación infrarroja termal.

Una de las novedades  sobre este nuevo desarrollo fue publicada en la revista ‘Science’. Es un material híbrido de vidrio y polímero, un poco más grueso que el papel de aluminio utilizado en la cocina y se puede fabricar económicamente en rollos, convirtiéndolo en una tecnología potencialmente viable a gran escala tanto para aplicaciones residenciales como comerciales.

Este material se encarga de aprovechar el enfriamiento radiativo pasivo, el proceso mediante el cual los objetos de forma natural liberan calor en forma de radiación infrarroja, sin consumir energía. La radiación térmica proporciona cierto enfriamiento nocturno natural y se utiliza para la refrigeración de residencias en algunas áreas, pero el enfriamiento durante el día ha sido históricamente un desafío. Para una estructura expuesta a la luz solar, incluso una pequeña cantidad de energía solar directamente absorbida es suficiente para impedir la radiación pasiva.

De esta manera el desafío para los investigadores de CU Boulder fue crear un material que pudiera reflejar los rayos solares entrantes de nuevo en la atmósfera y todavía proporcionar un medio de escape para la radiación infrarroja. Para resolver esto, los autores incorporaron microesferas de vidrio visiblemente dispersas y radiantes de infrarrojos en una película de polímero. A continuación, se añadió un recubrimiento de plata fina por debajo con el fin de lograr la máxima reflectancia espectral.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *