Crearon Software para averiguar esperanza de vida

164

Londres.- Un equipo de investigadores del Instituto de Ciencia y Medicina de la ciudad de Londres añadió el ingrediente mágico a la fórmula de esperanza de vida: la Inteligencia Artificial.

Según reseña el portal de El País, a través de un trabajo de campo en el que han sido partícipes cerca de trescientos pacientes afectados con enfermedades del corazón, se han estudiado los datos acopiados a lo largo de ocho años para establecer, con una gran exactitud, la esperanza de vida de los individuos enfermos. En este sentido, el equipo ha logrado atinar en un ochenta por ciento de los casos los pacientes que vivirían un año más, frente a un sesenta por ciento alcanzado por los médicos y demás especialistas.

El sistema se ha sustentado en la información adquirida por medio resonancias magnéticas y exámenes de sangre a lo largo de todos esos años, pero no exclusivamente de los pacientes examinados, sino de otros pacientes que han ido nutriendo el sistema. ¿Por qué es trascendental este hallazgo? Porque los especialistas sabrán de antemano qué usuarios son críticos y en cuáles el impacto del tratamiento será superior, prolongando su esperanza de vida.

El sistema permitiría a los doctores y especialistas en cardiología, suministrar “el tratamiento adecuado a los usuarios con padecimientos crónicos que lo necesitan, en el instante adecuado”, según expone Tim Daws, uno de los responsables y cabecillas del estudio.

La Inteligencia Artificial es competente y capaz de estudiar y analizar  a fondo los parámetros anormales y delinear un escenario de futuro con una gran exactitud y fidelidad, logrando que los médicos puedan proceder en consecuencia y de forma efectiva. El uso intensivo de datos ha comenzado ya a emplearse médicamente en el tratamiento del cáncer, en el que la pesquisa y averiguación a lo largo del tiempo juega un papel clave.

El equipo se orienta ahora a desarrollar la prueba en más centros hospitalarios y de salud, con el propósito de desplegar un sistema que no se circunscriba a adelantar la esperanza de vida, sino igualmente a indicar el tratamiento más adecuado para el paciente según su patología concreta.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.