Crece presión contra amnistía para crímenes de la guerra en El Salvador

Este miércoles se registraron fuertes protestas en El Salvador contra un proyecto de ley para reinstalar una amnistía para crímenes de la guerra civil (1980-1992).

La Universidad Centroamericana (UCA) calificó la iniciativa como un desprecio a los familiares de las víctimas.

La UCA rechaza un proyecto de ley de reconciliación que desprecia a las víctimas y sus familiares, constituye una burla a la sentencia de inconstitucionalidad de la ley de amnistía, ofende a la justicia, a la democracia y a la sociedad salvadoreña”, afirmó la institución.

Asimismo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió que la legislación es contraria a las obligaciones internacionales de El Salvador.

Por su parte, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo que el proyecto beneficiaría “tanto a los responsables materiales como a los autores intelectuales y a los altos mandos que durante el conflicto armado ordenaron (…) crímenes de lesa humanidad tales como ejecuciones extrajudiciales de niños, mujeres y ancianos, desapariciones forzadas, torturas”.

Lea también Obispos de EEUU se opusieron al plan de inmigración de Trump

Crímenes de la guerra en El Salvador

La Corte Suprema salvadoreña declaró inconstitucional en 2016 una ley de amnistía de 1993 que perdonó a los responsables de atrocidades y crímenes de la guerra. En su lugar, ordenó al Congreso elaborar una ley de reconciliación que repare a las víctimas.

Sin embargo, el texto en discusión en la Asamblea Legislativa (parlamento) establece que se deberán suspender, en todos los casos, las penas de prisión por crímenes de la guerra civil y sustituirlas por “trabajos de utilidad pública”.

Ante la intención parlamentaria, la CIDH afirmó que el proyecto “se apartaría de las obligaciones internacionales del Estado de El Salvador en materia de verdad, justicia y reparación” por los crímenes de la guerra.

De aprobarse esa ley de amnistía en el congreso, el efecto principal sería “propiciar la impunidad” respecto de graves violaciones a los derechos humanos cometidas en el pasado, aseguró la CIDH.

La guerra civil salvadoreña concluyó mediante un acuerdo de paz firmado el 16 de enero de 1992 entre el gobierno y la guerrilla izquierdista, con mediación de la ONU, dejando más de 75.000 muertos y 7.000 desaparecidos.

Michelle Rodríguez

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email