Crecieron ventas de inmuebles en Uruguay

53

Uruguay.- La actividad de ventas inmobiliarias se reactivó en el año 2017 de la mano del crecimiento de los créditos hipotecarios y mayores compraventas de viviendas en los barrios de clase media de  la ciudad de Montevideo.

Según reseñó el portal El País, aunque el sector dejó de lado varios años de estancamiento, los registros e ventas inmobiliarias todavía se encuentran por debajo del auge que hubo en los años 2010 y 2011.

Los datos surgen de las cancelaciones del Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales (ITP) que recibió la Dirección General Impositiva (DGI) el año pasado, y fueron corroborados por el consultor inmobiliario Julio Villamide (representante ejecutivo de Julio Villamide & Asociados, editor de la revista Propiedades y asesor de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay) y el regente de la Cámara Inmobiliaria del Uruguay (CIU), Wilder Ananikian.

uruguay

Ventas inmobiliarias en Uruguay

Según información a la que accedió el referido diario El País, la Dirección General Impositiva registró más de 61 mil pagos por el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales durante el año 2017.

Lo anterior precisa un crecimiento en el número de transacciones de dos por ciento frente al año anterior (cuando habían sido 60 mil los pagos del Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales).

Dicha cantidad puede pensarse como un indicador indirecto del volumen de transacciones del mercado inmobiliario, con la salvedad de que una mínima parte hace alusión a operaciones que no implican compraventas.

¿Qué es el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales?

El Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales resulta un impuesto que grava con el dos por ciento al comprador y otro dos por ciento al vendedor de inmuebles de usufructo.

En el último año la Dirección General Impositiva recaudó cinco por ciento más por este tributo que en 2016, sumando $ 1.926 millones (unos US$ 67 millones al dólar promedio del año 2017) que implican un pago promedio por compraventa de $ 31.609 y un monto operado en el mercado inmobiliario de $ 48.150 millones (unos US$ 1.680 millones) conjeturando que el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales representa el cuatro por ciento del total de las transacciones.

Con el incremento del dos por ciento en los pagos por el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales en 2017, se cortó con cinco años consecutivos de caídas: -2% en 2016, -3% en 2015, -11% en 2014, -1% en 2013 y -10% en 2012.

Así, el último registro con alza fue en el año 2011, cuando la cantidad de pagos subió ocho por ciento respecto al año previo, al totalizar 80 mil transacciones (24,9% más que el año pasado).