Creció desplazamiento forzado en el Catatumbo por disputa armada

219

En pocos días se cumplirá un mes de la declaratoria de guerra entre el Frente Nororiental de Guerra del Ejército de Liberación Nacional (Eln), y la disidencia del Ejército Popular de Liberación (Epl),  conocidos como ‘Los Pelusos’.

Sin embargo, el incremento de este conflicto, continúa  agravando las cifras de desplazamiento en 9 de los 11 municipios que integran la región del Catatumbo, en Norte de Santander.

Este miércoles, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (Ocha), publicó un nuevo informe. En el mismo se documentó la salida de otras 200 personas del municipio de San Calixto (Norte de Santander).

La razón es que sentían la amenaza de quedar recluidos en medio del fuego cruzado. Cabe destacar que se reanudó a principios de abril.

“El 8 de abril nuevos enfrentamientos causaron temor generalizado de la población. Estos elevan el riesgo de ocurrencia de más desplazamientos, especialmente en líderes comunitarios de la zona que se encuentran bajo amenaza.

Igualmente, desde el 14 de marzo fecha en que iniciaron los primeros enfrentamientos, cerca de 120 estudiantes de esta sede educativa tienen limitado el acceso a la educación”, señala el documento.

157 familias se han acercado a las oficinas de la Defensoría del Pueblo

Los desplazados conforman 50 núcleos familiares, procedentes de cinco veredas de esta localidad. Los mismos permanecen recluidos en un refugio, que fue acondicionado en un centro educativo de esta zona fronteriza con Venezuela. 

Mientras tanto, los estudiantes de este plantel se han visto limitados al acceso a clases, debido a la zozobra que invade sus hogares. Así lo señaló el organismo multilateral.

Por su parte, la ONU informó que alrededor de 157 familias se han acercado a las oficinas de la Defensoría del Pueblo, del municipio de Ocaña.  Acuden a fin de declarar su situación de desplazamiento individual. 

Ante este panorama desconsolador, funcionarios de la Personería de San Calixto fueron acreedores de una asistencia alimentaria para estos habitantes. Esta fue ofrecida por el Programa Mundial de Alimentos (PAM). También activaron la ruta de atención para los afectados.

Por tal motivo, para la próxima semana, la Gobernación de Norte de Santander planea adelantar una visita al territorio. Así puntualizó el secretario de Víctimas, Luis Fernando Niño.

“Estamos permanentemente monitoreando la situación. Hemos realizado consejos de seguridad y activamos una comisión de justicia transicional. Organizaremos una visita y conocer realmente a qué nos estamos enfrentando ante esta intensa confrontación”.