Tecnología

¿Cuáles aplicaciones ponen en riesgo datos personales de los usuarios?

Los investigadores seleccionaron apps que tenían de 100.000 a 10 millones de descargas

Una investigación europea valoró en profundidad las veinte “app” Android (aplicaciones) de salud más utilizadas que colocan en riego los datos personales de las personas que se encuentran suscritas a dichas aplicaciones.

Según reseñó EFE, el estudio, que se inició en el pasado año 2016, detectó que el ochenta por ciento de las aplicaciones de salud más populares disponibles para Android no cumplen con gran cantidad de los estándares para evitar la utilización y la divulgación de datos sensibles de los usuarios.

La URV apuntó que los investigadores seleccionaron aplicaciones que tenían de cien mil a diez millones de descargas cada una y, para valorar o destacar su funcionamiento, interceptaron, almacenaron y monitorizaron los datos privados de los usuarios, como inconvenientes de salud, patologías o agendas médicas.

Del mismo modo, los especialistas analizaron las comunicaciones de las aplicaciones, como almacenaban la información o qué permisos o requisitos requerían para lograr funcionar, así como la manera en que se administraban los datos. 

Resultados de la investigación contra riesgo de datos

Según la universidad española, los resultados demostraron que únicamente un veinte por ciento de las aplicaciones almacena los datos en los teléfonos inteligentes de los usuarios, y una de cada dos solicitaba y regía las contraseñas de inicio de sesión sin emplear una conexión  considerada como segura.

aplicación

De las aplicaciones sometidas a la investigación, un veinte por ciento no transmitía al usuario ninguna política de privacidad o el contenido no se encontraba disponible en inglés, el idioma de la aplicación.

Al mismo tiempo los investigadores comunicaron esta vulnerabilidad a las compañías desarrolladoras de aplicaciones todos los inconvenientes de seguridad detectados.

Uso de la aplicación Instagram

En otro orden de ideas, pero dentro del mismo contexto, ya sea por naturaleza o por educación, tendemos a identificar los colores claros y vivos con el buen ánimo, y los oscuros con la depresión.

Esta intuición ha sido corroborada por gran cantidad investigaciones, y conseguiría tener una aplicación inesperada en la era de las redes sociales. ¿Sería posible averiguar si un individuo sufre una depresión a través del análisis de las fotografías que sube a Instagram? 

Así lo consideró Andrew Reece, perteneciente a la Universidad de Harvard y Chris Danforth miembro de la Universidad de Vermont, quienes desarrollaron un algoritmo que precisa si una persona se encuetra deprimida a partir del análisis de las fotos que cuelga en esa web.

instagram

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close