¿Cuáles son los desencadenantes de la ansiedad?

162

Tanto consumir alcohol como una dieta poco saludable pueden influir en gran manera la aparición de la ansiedad, por lo que resulta fundamental evitarlos.

La ansiedad es conocida por ser un trastorno de carácter psicológico que se produce por una alteración del sistema nervioso ante estímulos internos o externos.

Esto no es más que una respuesta de anticipación involuntaria  que se caracteriza por una sensación de inquietud o temor, casi siempre en situaciones de estrés o peligro. En cada persona se puede manifestar de diferentes formas, en función de los factores que influyen en su aparición y el poder mental para sobrellevarlo.

Si bien es cierto que es conocida por ser esporádica y fácil de tratar, algunos pacientes requieren de ayuda profesional porque les es imposible controlarla.

El ámbito laboral es de vital importancia para todos los seres humanos. Contar con un trabajo estable y bien remunerado da, de alguna forma, una agradable sensación de satisfacción y tranquilidad.

Sin embargo, cuando se hace de manera descontrolada, sin dejar tiempo para el descanso, puede convertirse en un desencadenante potencial de estrés y ansiedad.

Por otro lado, el poco control en los niveles de azúcar de la sangre siempre afecta la salud. Cuando estos comienzan a reducir, el cerebro no funciona de forma adecuada y, a su vez, se producen síntomas como los mareos y las dificultades de concentración.

Motivado a que la glucosa es por lo general una fuente de energía para todo el organismo, su carencia influye de forma directa en la actividad cerebral y del sistema nervioso central.

En este sentido, un número importante de personas pasan por alto la relación que tienen los alimentos con la salud mental y del sistema nervioso. Los diversos nutrientes que se absorben a través de su consumo son determinantes para un óptimo trabajo del cerebro y los nervios.

Por su parte, el estrés y la sensación de ansiedad pueden ir de la mano, el no saber cómo afrontar las situaciones que desencadenan este tipo de emociones es lo que explica por qué muchos se sienten ansiosos de forma recurrente.

Es significativo saber que, por muy difícil que sea la situación, no podrá solucionarse con más estrés o emociones negativas.

Se debe tomar en cuenta que aunque este trastorno se ha vuelto muy común es importante atenderlo de forma oportuna para que no acarree problemas graves de salud en un futuro.