Cubanos ya no deberán viajar hasta Colombia para ir a EEUU

119

A partir de abril las solicitudes de visa de inmigrante para cubanos y las entrevistas de esas citas comenzarán a programarse en la embajada de Estados Unidos en Guyana.

Así lo informó este miércoles el Departamento de Estado. La entrega de visas en la embajada norteamericana con sede en La Habana fue suspendida por los “ataques sónicos” de origen desconocido del que fueron víctimas.

Por esa razón, desde enero el procedimiento se venía realizando en la embajada norteamericana en Bogotá.

Ante esta medida, los cubanos se veían obligados a solicitar primero el visado colombiano para luego realizar los trámites.

“En la determinación de una ubicación alternativa, actualmente Georgetown, Guyana, hemos considerado una serie de factores. Entre ellos la disponibilidad de vuelos, requisitos de visa, espacio para acomodar los archivos adicionales de los solicitantes y el personal disponible”, precisa la embajada de Estados Unidos en Cuba.

Señalaron que en la medida que trasladen las operaciones de visa de inmigrantes para los ciudadanos cubanos a Guyana, continuarán comunicándose con los solicitantes para que tengan la información más actualizada.

Se pudo conocer que las primeras citas iniciarán en junio. Guyana es uno de los pocos países en América Latina que no exigen visa a los cubanos.

El Departamento de Estado recomienda a los solicitantes no hacer planes de viaje hasta tanto tengan la cita programada.

Los cubanos que necesiten visa de turismo para viajar a Estados Unidos, deberán tramitarla en cualquier consulado fuera de Cuba.

Una odisea

Para viajar a Colombia los cubanos que residen en la isla deben presentar la citación del Centro Nacional de Visas de Estados Unidos para la entrevista en Bogotá.

También les solicitan  una foto tamaño pasaporte y una fotocopia de la página principal del documento. Un pasaje aéreo de ida y vuelta con límite de 20 días. El mismo debe contemplar la estancia durante 10 días antes y después de la cita.

Asimismo les exigen presentación de saldos bancarios por el valor de $2,000, para con ello demostrar solvencia económica.