Curiosidades sobre la Torre Eiffel

357

La Torre Eiffel abrió sus puertas al público el 6 de mayo de 1889 convirtiéndose en uno de los lugares más reconocidos y visitados de Paris en Francia. Su estructura es una referencia obligatoria para la arquitectura moderna y aquí te traemos 10 detalles que quizás no sabías de esta obra francesa.

  • Fue durante 41 años el edificio más alto del planeta. Tiene 300 metros de altura que le bastaron para ser el más alto del mundo hasta 1930 cuando el Edificio Chrysler le quitó este lugar.
  • La Torre Eiffel no iba a ser para siempre. Se construyó para la Exposición Universal para luego ser destruida en 20 años. En 1900 la Armada Francesa instaló un radio en la punta del edificio que la salvó de la demolición.
  • Gustavo Eiffel presentó el proyecto de esta torre en distintos países de Europa pero, solo Francia aceptó construir el edificio. Actualmente hay 17 reproducciones de la torre por todo el mundo.

  • Gustavo Eiffel realmente no se llamaba así. Su familia era de origen alemán y se llamaban Bönickhause. En Francia nadie lograba pronunciarlo, así que lo cambio en el año 1880. Nueve años antes de inaugurar la torre.
  • El constructor de la obra fue Gustavo Eiffel pero el verdadero trabajo salió de lo que hicieron Maurice Koechlin y Émile Nouguier. El diseño fue mejorado por Stephen Sauvestre.
  • En el primer piso de la Torre Eiffel, en el año 2005, se instaló una pista de hielo. Mide 190 metros cuadrados y ahí mismo se pueden alquilar los patines.

  • Al principio la torre no fue del agrado de los franceses pero, ahora es el cuarto monumento más visitado. Es icono de Francia y genera más de 6mil millones de visitas al año.
  • Cada cinco años se le cambia el color a la Torre. Para evitar la corrosión se pinta de nuevo la obra. Los visitantes votan en el primer piso de qué color les gustaría que fuera la Torre Eiffel.
  • El metal se expande. Por este motivo, la Torre Eiffel mide 18 centímetros mas en invierno que lo que media en el verano.
  • Desde 1925 hasta 1934 la Torre Eiffel tenía en sus cuatro caras un cartel de Citroen, una marca de autos, que se convirtió en el anuncio lumínico más grande de ese momento.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *